Don de Loch Lomond

Don de Loch Lomond

domingo, 7 de septiembre de 2014

Entrevista a Xoxé Tétano (Los Ganglios)

Xoxé Tétano. Cantante del genial, único e inclasificable grupo musical "Los Ganglios".
Me tomo la libertad de pegar la entrevista de Florián Recio a Xoxé Tétano, el cantante del grupo extremeño Los Ganglios que ofrece el Diario HOY. Son muchos quienes no pueden comprar el periódico ni suscribirse a la plataforma KioskoyMás, por eso quiero ofrecer la entrevista (Citando naturalmente a la fuente y al entrevistador e incluso poniendo un enlace de la fuente original en KioskoyMás) a los amigos de este blog, ya que siempre he sentido debilidad por este inclasificable genio de la música así como su grupo.

Además de editar el formato para facilitar su lectura incluyo alguna foto, enlaces a su web así como videos de algunos de sus éxitos. Espero que sea de vuestro interés.

«Los impuestos y las cuotas de autónomo son abusivas, hay que pagar a las salas para poder actuar»

Sus padres son de Montijo, pero Xoxé nació en Madrid en 1975, y ha vivido en Lucena, en Valls, en Torrejón de Ardoz, en Vilafranca del Penedés, en Granada, en Cádiz, en Gotemburgo o en Barcelona, donde se fue a estudiar Bellas Artes en 1994 y de la que ha hecho residencia habitual. 

Un picotear por el mapa y por las gentes que enriquece su conversación y su música, hija de mil padres. Se subió por primera vez a un escenario con cuatro años. Cantó la canción de Marco y obtuvo su primer salario: una Heidi. Tras pasar por varias bandas, funda en 2009, junto a su hermano Rafa Filete y la sueca Leli Loro, el grupo más original, fresco e inclasificable del momento: Los Ganglios

Desde la Sala Sidecar de Barcelona al Salón de Téatres de Almendralejo, en la Huerta Sonora de Puebla de la Calzada, o en la Sala Caracol de Madrid, cuelgan el cartel de no hay entradas con sus actuaciones. Su género es un saco sin fondo: cumbia, punk, electro, boleros. Una deliciosa criatura a la que ellos llaman PORC

 
¡AY ROBOCÓ ROBOCÓ! Temazo insuperable de Xoxé Tétano

Humor, ironía, crítica o el simple dislate aderezan sus letras. Baila usted muy bien para ser un misógino ultracatólico, dice uno de sus estribillos más coreados y gamberros; pero, si se le menciona la palabra, Xoxé se pone serio y dice: no soy ningún gamberro, soy un hombre bueno, tímido, muy respetuoso con el medio ambiente, los animales y las personas. Un hombre que sueña con forrarse un día los dientes de oro. 

–De Bellas Artes a fundador de la música PORC, ¡menudo trayecto! –Sólo la música no me da para vivir. Yo soy ilustrador, lo he sido durante más de diez años, hacer carteles es lo que más dinero me da. Con eso y con la música voy tirando, y son dos ocupaciones agradecidas que me satisfacen por igual.

 –¿Cuándo comprendió que no es usted sólo ilustrador, que el músico y el letrista ganaban terreno y necesitaba componer canciones? –En el año 2000. Poco a poco, y de forma autodidacta, entendí cómo se construye una canción. Desde entonces he estado continuamente componiendo y grabando. Las primeras maquetas no hay quien las escuche. Grababa sonidos al azar directamente de la tele y creaba ritmos machacones con ellos. Luego fui atreviéndome a cantar alguna cosita, luego más, y ahora ya nunca hago instrumentales, la letra y el cante se han convertido en algo indispensable para mí. Últimamente, y cada vez más, trabajamos los tres Ganglios juntos, desde la letra hasta la mezcla, nos complementamos muy bien y las canciones cobran más profundidad a raíz de ese trabajo en equipo. Rafael y Leli tienen un gusto exquisito. 


–¿Cómo llega una sueca a tu vida? –Llegó tocando la trompeta, nos besamos por primera vez en el campo de fútbol de Montijo, un día de feria del año 2003. Superamos una crisis al año de estar juntos y desde entonces cada día la quiero más. Tenemos un hijo guapo, listo y bueno. 

–Su hermano a la guitarra, su mujer a los teclados, y usted a la voz y sintetizadores: una empresa familiar en toda regla, ¿cómo se separa familia y trabajo? –Este año ha sido muy intenso. Hemos trabajado mucho y a diario en un nuevo disco, ensayando, en proyectos y encargos musicales que han ido surgiendo. Tenemos nuestras peleas, pero no somos rencorosos y el enfado dura como mucho un día, nos hemos templado los nervios a base de café y gritos.

 –Usted vive entre Cataluña y Extremadura, ¿cómo percibe la relación entre las dos comunidades? –Las comunidades no se relacionan entre sí, son parcelas de tierra. Catalanes y extremeños hay muchos, y las combinaciones de relaciones entre ellos son infinitas, unos se llevarían fatal, otros se querrían muchísimo. Me refiero a que generalizar sobre estas cosas es algo que siempre evito, porque me parece una tontería que sólo ayuda a alimentar falsos mitos. Yo mismo soy catalán y extremeño. ¿Qué pienso yo de mí mismo? 

–Yo tampoco quiero generalizar, sólo que me diga si a veces no le da a usted la sensación de que más que conocernos nos dejamos arrastrar por los tópicos. –Bueno, hay gente que tiende a crearse ideas preconcebidas, es algo que viene dado por el desconocimiento. ¿El catalán tacaño? ¿La extremeña con el culo lleno de tierra? Yo tengo amigos catalanes que son Lucky Luke sacándose la cartera para pagar y amigas montijanas que van con el culo limpio. 

–Supongo que tendrá su opinión respecto del nacionalismo catalán… –Yo vivo pendiente de asuntos creativos que me resultan fascinantes y agotadores, y que no me dejan tiempo para analizar la actualidad como dios manda. No soy ajeno a la realidad política, pero mis análisis de los nacionalismos son de tipo absurdo poético, no se entenderían. 

–¿Y de la consulta de independencia que reclama Artur Mas? –No soy un demócrata ferviente, pero los referéndums me parecen bien, creo bastante en ellos porque representan fielmente la opinión de los votantes con respecto a una cuestión concreta. En términos estéticos, la bandera estelada no me gusta, me parece mucho más bonita la bandera catalana de siempre, la de las cuatro barras de sangre que Wilfredo el Velloso untó con sus dedos sobre el escudo amarillo. El añadido de la estrella sobre triángulo azul es un poquito hortera a mi parecer. Pero esto es muy subjetivo.

 –El caso Pujol tiene todos los ingredientes para convertirse en una canción de Los Ganglios… –Tengo opinión formada sobre el Ron Pujol. Sobre Jordi Pujol y su reciente confesión de robo aún no me he parado a meditar sesudamente. Me resulta interesante la figura del político en general, desde el punto de vista zoológico, pero no me interesan los casos particulares, porque me parecen todos iguales. En cualquier caso, los personajes y los temas sobre los que escribimos llegan más bien de forma de etérea vaporosa, nunca nos inspiramos literalmente en los titulares del día ni en temas prosaicos. 


–¿Qué tiene que tener un personaje para que Los Ganglios les dediquen una canción? –En nuestras canciones han aparecido personajes muy diversos: Pepa Bueno, La Pantera Rosa, Mark Knoppfler, Babieca el caballo de El Cid, Robocop, Félix Rodríguez de la Fuente… Creo que podríamos cantarle a cualquiera que no hayamos visto en el periódico ni en la tele en el último mes. Pensándolo mejor, hay personajes a los que nunca les cantaría, por ejemplo a un presidente de gobierno, o a Charlot. Bueno, al puñetero Charlie Chaplin sí que podría cantarle algo, habría que buscar un enfoque correcto. Todo son caprichos. 

–Una de sus canciones dice que ‘Babieca hiede’; entonces, ¿cómo le huele el IVA cultural? –A los artistas se les trata mal, se les pide esfuerzo a cambio de migajas. Los impuestos y las cuotas de autónomo son abusivas, hay que pagar a las salas para poder actuar, a veces se quedan un tanto por ciento de la entrada además de lo que sacan en la barra, que es íntegramente para ellos. Se carga a la cultura de impuestos para pagar cosas como la asignación mensual de 13,2 millones a la iglesia. Se está invirtiendo mucho en ignorancia. 

–Ya que estamos incendiarios, ¿qué me dice del pirateo digital? –Lo único que sé es que lo que antes se gastaba la gente en cultura, ahora se lo gasta en la conexión a internet para acceder a esos mismos contenidos, pero el dinero no llega a los artistas, se lo queda Telefónica. 

–En el CD ‘La guapa y los ninjas’ hay referencias a un Badajoz futuro, mutante y nuclear. Eso es ficción, pero ¿cómo ve usted el futuro de Extremadura? –Me gustaría que fuese como en uno de esos panfletos religiosos, con señoras acariciando tigres y niños de todas las razas recolectando manzanas y kiwis de un mismo árbol. Y muchos molinos de viento. 

–Pasa mucho tiempo fuera de Extremadura, ¿conoce el panorama musical de aquí? –Sí. Conozco muchas cosas. En Extremadura hay grupos para parar un tren. El cantautor Juan Carlos Roldán de Mérida me gusta a rabiar. –Extremoduro, imagen de Alimentos de Extremadura, ¿se ven ustedes haciendo lo mismo? –A nosotros nos gustaría que nos erigiesen representantes de las golosinas de Aragón (adoquín del Pilar, fruta escarchada, caramelos malvas), pero lo veo difícil (risas). 



Hablando en serio, Extremoduro me gustan mucho, pero el mundo de la publicidad y el marketing me parece detestable. Deben de haberse gastado un dineral en esa campaña, innecesaria e inútil como todas las campañas. Por Roberto Iniesta me alegro, porque se habrá llevado un buen lote de jamones. 

 –Hablando de publicidad y marketing, ¿qué herramientas emplean para la promoción de sus discos? –Usamos internet y las redes sociales, pero un buen concierto es la mejor promoción. Si la gente se lo pasa bien en nuestro concierto se lo cuentan a sus amigos, y cuando volvemos a tal o cual ciudad el público se multiplica. Por eso intentamos ser sinceros y amables con quienes vienen a vernos, ensayar mucho para no cagarla, invertir en un buen equipo que no dé problemas, en definitiva, ser profesionales. 

–¿Usaron alguna vez el método crowfunding para financiarse? –Sí. Nuestro nuevo disco Lubricante, que presentaremos el 11 de octubre en la sala Ochoy-Medio de Madrid, será un vinilo+CD que hemos pagado íntegramente con las aportaciones de los mecenas a través de una página de crowdfunding. El llamamiento funcionó muy bien, por la compra del vinilo ofrecíamos la posibilidad de poner tu foto en la contraportada, y la gente compró. Todo el dinero lo hemos invertido en hacer un disco lujoso, creemos que es muy importante corresponder la confianza que la gente puso en nosotros, e intentar que cuando reciban su paquete en casa sientan que su dinero ha estado bien invertido. Hemos cuidado la producción musical junto a Pepe Coca, un chico de Zaragoza que es una joya. Hemos puesto tintas especiales en la portada, carpeta doble para el vinilo… Bastante currao, vamos. 

–Usted afirma cantar en español porque el mensaje es importante. ¿Cuál es el mensaje de Los Ganglios? –Cantamos en castellano porque nos gusta el humor, la poesía, comunicar ideas y sentimientos, y todo eso se hace mejor en el idioma materno. Para mí no tendría sentido decir cuatro cosas en inglés, me sentiría ridículo. ¿Cuál es nuestro mensaje? Nos gusta lo cotidiano, lo heroico, el humor, lo macabro, el amor, los detalles irrelevantes como esqueleto de la historia, lo esperpéntico, las profecías pesimistas, nos gusta mucho imitar estilos, tanto gráficos como musicales. Nuestro mensaje seríamos nosotros mismos y nuestra forma de disparatar. 

–Sois la única banda PORC del mundo. ¿Cuál es el precio que se paga por ser tan originales? Les resulta más complejo entrar en las vías comerciales que, por ejemplo, a Bustamante... –Somos muy heterogéneos, no es fácil escucharnos. Cada canción es un estilo, y eso no facilita que te pongan en las radios. Pero cuando tocamos las salas se llenan, y a raíz de eso la voz se corre y nos contratan en otras salas. Por lo tanto no considero que estemos pagando ningún precio, nos va bien siendo como somos. Sobre Bustamante, creo que es un artista original, tiene un disco que se llama ‘Pentimento’, nosotros no hubiésemos tenido valor. 

 –Adelántenos algo sobre el futuro Los Ganglios… –Estamos sintiendo la llamada del rap. Una vez presentado el nuevo vinilo querríamos concentrar todos los esfuerzos en producir un disco de rap que sea el mejor disco de rap en español de todos los tiempos. También tenemos un proyecto teatral en marcha, en el Mercat de les Flors de Barcelona, para mayo de 2015. Nos pidieron hacer una pieza sobre baile, y en ello estamos, mezclando baile y las profecías pesimistas que tanto nos gustan. También estamos haciendo la música para un corto de Santiago de Lucas, y este año empezaremos una colaboración semanal en Cabaret Eléctric, un programa que se emite en Catalunya Radio. Aparte de estas cosas, queremos actuar todo lo posible, por toda la península, tenemos a los valencianos, por ejemplo, muy dejados.



–¿Y qué me dice del futuro de Xoxé Tétano? –Mi futuro es el de Los Ganglios, implicarme y trabajar con mis queridos Leli y Rafael en todo lo que nos vaya surgiendo. Personalmente, me gustaría volver a dibujar, es algo que me hacía disfrutar mucho y que tengo bastante abandonado. Y nunca renunciar a mi sueño dorado: forrarme los dientes de oro. 


10 LUGARES COMUNES

1 Le eligen presidente del Gobierno, su primera medida sería.... Dimitir.
2 Su paciencia se agota con... Los cumpleaños infantiles.
3Su pecado capital es... Los tengo todos.
4No puede pasar sin... Mi kit de aseo dental.
5Para evadirse recurre a... Franco Battiato.
6 En su última cena tomaría... Arroz caldoso con cilantro.
7 La palabra que más sale de su boca es... Anal.
8 Su mayor temor es a... De estas cosas, mejor no hablar.
9 Antes de morir le gustaría llegar a... Forrarme los dientes de oro.
10 Ahora mismo está enganchado a... 'No fumes en la cama' de Moncho.


Fuente Diario Hoy. Entrevista de Florian Recio publicada el 07/07/2014 en Diario HOY.