Don de Loch Lomond

Don de Loch Lomond

martes, 23 de diciembre de 2014

Cosas de Música. Especial Música de Navidad

 
John Lennon y su famoso tema HappyXmas (War is Over)


En el programa de hoy escuchamos canciones que de una u otra manera casi se han ido convirtiendo en villancicos modernos.

Canciones que se escuchan más en Navidad que en ninguna otra época del año, con artistazos como Wham!, John Lennon, Paul McCartney, Phil Collins, Mecano y otros más anecdóticos como Aaron Carter y aquel video navideño que grabó con aquella Lizzie Mcguire que me traía loco.

Me volvía loco Lizzie McGuire. Que salá era. Aquí el video con Aaron Carter.

Los dos próximos jueves al ser festivos no habrá programa por lo que aprovecho a los oyentes y lectores para desearos lo mejor en este 2015.




martes, 16 de diciembre de 2014

AMA. 1996




AMA (Extremadura) por Enrique Falcó
DISCO: 1996 (2014)
TEMAS: 10
WEB: Ver Facebook


Los músicos extremeños que en los 90 aun éramos adolescentes, tenemos mucho que agradecer a un grupo como AMA, al que venerábamos y del que aprendimos muchas cosas. Entre otras que era posible, aun con las carencias existentes en nuestra tierra, llegar a sonar bien y situarse junto a los demás grupos nacionales.
No es casualidad el título de su último trabajo, 1996 (2014), ya que sin duda era el paso natural que tenía que haber llegado ese año en forma de canciones tras sus dos primeros discos: El maravilloso El amor nos está destrozando (1991) que incluye temas inolvidables (“El amor nos está destrozando”, “voy a dejarte corazón” “Labios y cuchillos”…) y Rojo sobre azul (1993) que no contiene tantas canciones a la altura del primero, excepto quizás aquel estupendo tema de apertura “Rojo sobre azul” con aquel original break de batería al comienzo de la canción.

Pero más vale tarde que nunca. En 1996 los seguidores de AMA pueden retroceder a aquella época, y encontrarse con unas canciones que a pesar de haber sido adaptadas a los tiempos sin duda albergan la esencia de aquel maravilloso final de la década de los 90.

Como siempre alto nivel interpretativo. La voz de José Luis Tristancho sigue siendo de las mejores del pop nacional, y César Lérida maneja y dirije las canciones con sus guitarras eléctricas como toda la vida. Existe un hueco para letras más comprometidas, como “Sueño con la paz” o “Revolución”, pero sin duda son temas como “Llueve” (en donde la banda despliega gran potencial) o “Díselo otra vez” la que nos hace regresar en un entrañable viaje en el tiempo hacia la esencia del sonido del grupo.

VAN SOBRAOS EN: Voz y melodías.

LO QUE YO CAMBIARÍA: Es el momento de dar un paso hacia adelante y olvidar la nostalgia. Espero que el próximo disco se llame 2015 y nos sorprendan con una evolución en su sonido.

LA SENTENCIA: Una vez más. Más vale tarde que nunca. Un cierre necesario a una trilogía que será recordada con nota en la historia de la música Pop Extremeña.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Cosas de Música. Especial John Lennon en The Beatles

El único e inigualable John Lennon protagonista junto a The Beatles en Cosas de Música

En esta ocasión, con motivo del 34 aniversario de la muerte de John Lennon, Enrique Falcó y José María Da Silva lo homenajean en este primer especial centrado en su época beatle.

Escuchamos canciones lideradas por su maravillosa voz de todas sus diferentes etapas en los 4 de Liverpool. 

Próximamente Lennon repetirá para los oyentes de Cosas que Pasan en otro especial centrado en su carrera en solitario.

Hasta entonces aquí tenéis el programa y los videos de las canciones que he podido encontrar en internet.


lunes, 1 de diciembre de 2014

La voz de John Lennon me pone los pelos de punta

john-lennon
John Lennon. El mayor genio de la historia de la música, cuya voz 
me produce escalofríos y me pone los pelos de punta.



Por lo general, a casi todo el mundo le gustan The Beatles, al menos aquellas canciones clásicas, las más populares y conocidas. Ya sean melómanos o  aficionados de menor calibre. A cualquier devoto melódico poco exigente, los temas suelen sonarles bien, es música beatle al fin y al cabo, y el resultado es normalmente positivo, ya que el gran público siempre ha sintonizado de buena manera con los cuatro de Liverpool.
Ahora bien, existen para quienes esa simpatía torna a altísimo nivel de elogio y encomiable adulación, incluso me atrevería decir, ¿Por qué no? A eminente grado de frikismo, ya que hoy en día, el uso de la palabra friki se traduce en unas connotaciones y denotaciones bastante más amables y positiva que las que oscuramente encerraban a finales de los 90.


No todo el mundo, y me parece respetable, ha de saber tantos detalles de los grupos que le resulten atractivos, pero personalmente no soy de los que se conforma con escuchar plácidamente canciones que me resultan agradables. Cuando un grupo me gusta, me gusta, pero de verdad. Y me empeño en conocer su propia y noble historia, las vicisitudes que rodean a sus miembros, el instrumento que ejecuta cada uno, quién y cómo compone, en qué se basan, sus diferentes personalidades, en definitiva, el amplio conglomerado que marca ese sello inconfundible que tanto me atrae.



The Beatles no solo no iban a ser una excepción, debido a que los sigo considerando los más grandes, importantes e influyentes músicos de la historia del pop. Los Fab Four se convirtieron en mito desde aquella vez en que a mis one años escuché “Drive My Car” en el viejo Walkman de un compañero de clase.

Como todo oyente joven, fui progresando en conocimientos musicales y educando mi oído, y así, poco a poco descubrí por ejemplo qué era eso de un bajo, al reconocerlo al fin en la canción “In my Life”, o lo importante que podía ser una simple pandereta, como aquella que otorga ese genial ritmo tras el estupendo rift de bajo y guitarra en “Day Tripper”.

Las sensaciones iban en aumento, nuevos discos, nuevas canciones, documentales, libros, la historia y asesinato de Jonn Lennon, el mito del Paul vivo o muerto, los punteos de Harrison, la batería de Ringo, sus discos más atrevidos, sus problemas con las drogas, sus idas de olla religioso/políticas… Una bonita y apasionante manera de hacerse mayor junto a ellos.

Ni qué decir tiene, que en los primeros años sentía fascinación por aquellas primeras canciones, el “Love Me Do”, “Twist and Show” o el “Yellow Submarine”. Poco a poco crecía el interés por canciones más interesantes, y así, el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band , el álbum Blanco (The Beatles) y el Abbey Road sonaban cada vez más en mi viejo Radio cd Sony, que aun a día de hoy conservo.

Lennon ejecutando el solo de Get Back. Algo habitual, ya que 
interpretaba muchos solos que eran atribuídos a Harrison


No comparto esta gran afición o frikismo, como más les guste, con tantos amigos o conocidos como cabría esperar, pero sí es cierto que son bastantes los que no se conforman solo con el “Yesterday” o el “Ob-la-dí ob-la-dá”. Aún así, me sigue sorprendiendo la dificultad de muchos para reconocer en una primera escucha la voz principal de John, Paul y en menor medida George y Ringo.

Muy pocos reconocen la voz del batería en temas como “Boys”, “Yellow Submarine” o “With a little help from my friends”. Detectar la voz principal de George Harrison es sin duda más complicado, y si no que se lo pregunten a Frank Sinatra, quien declaró públicamente que “Something”, la bella canción compuesta e interpretada por el guitarra solista, era su composición favorita Lennon-McCartney.

También se escucha como vocalista principal a un joven Harrison en algunas de las primeras canciones Lennon-McCartney, como pueden ser “Do You Want to Know a Secret” ó “I’m Happy Just to Dance with You”, aunque más tarde se arrancaría a componer sus propias canciones, y así, como vocalista principal donó para la historia temas inolvidables como “Taxman”, “While My Guitar Gently Weeps” “Here Comes The Sun” o la impresionante “Something”.

Pero siendo justos y ateniéndonos a los hechos fidedignos, la presencia como cantantes principales de Ringo y Harrison no deja de ser algo anécdótico, aunque bien cierto es que George participaba regularmente en coros y armonías de manera muy relevante, y me vienen a la cabeza temas interpretados casi a tres voces como “Nowhere Man”, “Because” o la introducción de “Paperback Writer”.



Quizás la dificultad más notoria consiste en diferenciar las voces como protagonistas de John Lennon y McCartney. Y reconozco que no es siempre fácil, incluso si tratamos de diferenciarla de la de Harrison. Al comienzo de su carrera, y asi puede apreciarse en sus primeros éxitos, Paul y John solían cantar juntos, a dos voces, en “Please Please Me” lo hacen salvo en un par de líneas de John, También en “Love Me Do” salvo el estribillo cantado por Paul mientras Lennon soplaba la armónica con gran habilidad. Repitieron fórmula en siguientes hits, como en “She Love You” o “From me to you”, pero de repente, con la posibilidad técnica de doblar la pista de la voz, cada vez fue más habitual que uno u otro fueran quienes lideraran vocalmente su canción, aunque casi siempre con generosa ayuda vocal del otro y de Harrison.

La voz de Paul suena de dulce en temas más roqueros como la apertura del “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” en donde parece tener serrín en la voz o la siempre marchosa “I Saw Her Standing There”. Por supuesto se aprecia el colorido de su inconfundible voz en temas de renombre como “Yesterday” “Eleanor Rigby” o “Le It Be”, temas en donde jamás habría siquiera que intuir la voz de John Lennon a no ser que pretendamos que este último se retorciera en su tumba.

Normalmente no suelo tener problemas para reconocer a uno u otro. Y les contaré mi secreto:

A pesar de la innegable belleza y arte que ostenta como cantante el siempre vanidoso McCartney, la voz de Lennon produce un sentimiento en mi cuerpo que delata su sola presencia vocal en cualquier canción. Y es que, amigos, la voz de John Lennon me pone los pelos de punta. Me produce escalofríos, y eso es algo que he ido aprendiendo a lo largo de tantos años disfrutando temas como “Ticket To Ride”, “Rain” “she Said, She Said”, “In My Life”, “Strawberry Fields Forever” o “A Day In The Life”. 

Eso es algo que no ha conseguido mucha gente, por eso, cuando una canción, un acorde, una voz, me produce una sensación parecida, le presto la importancia que merece, ya que es posible sin duda que pueda aportarme algo interesante.

Espero animar, a quienes aun no hayan tenido la decencia de asomarse al maravilloso mundo de The Beatles, y en especial a la figura del inolvidable John Lennon, de quien se cumple por desgracia en este mes de Diciembre los 34 años de su lamentable desaparición, y por supuesto, contagiar ese entusiasmo por saber más acerca de cuatro jóvenes que cambiaron para siempre la historia de la música pop, de conseguir sentirlos musicalmente tanto por fuera como por dentro.



Espero que sabrán disculpar el grado de nostalgia que encierra este artículo, pero desde hace ya muchos años, cuando se aproxima la maldita fecha del 8 de diciembre, no puedo dejar de hablar y escribir sobre Lennon. Supongo que es algo inconsciente, un mecanismo de defensa que pretende contrarrestar esa sensación inabarcable de vacío que queda en tu cuerpo cuando sientes que nos han robado algo tan grande y tan necesario.

En otra ocasión, desde esta misma carnicería despiezaremos también su carrera en solitario. Veremos si se animan o no y se convierten en expertos y seguidores del grupo más grande de la historia, ya me contarán, pero eso pertenece al futuro, y como diría el bueno de Ringo: “Tomorrow Never Knows".

issuu.com/lacarne/docs/lacarne_magazine_n32/8
 

jueves, 20 de noviembre de 2014

Lector Acróbata. Australia E.P.

Lector Acrobata
Lector Acróbata
                                         
LECTOR ACRÓBATA (Valladolid) por Enrique Falcó
DISCO: Australia (2014)
TEMAS: 06
WEB: http://lectoracrobata.bandcamp.com


Sin duda, y además siendo de Valladolid, lo primero que recomendaría es que el tema que abriera el E.P. Australia de Lector Acróbata fuera: “Hoy el planeta (ha optado por tocarme los huevos)”, la canción más brillante de las seis que componen el trabajo en cuanto a música y letra.

Aunque sin duda destacaría los comienzos en la batería de “Australia” y en especial  de “Yo estoy bien”.

Pop-Rock de toda la vida, sin florituras, excelente base rítmica, guitarras que no desentonan y buenas voces.

Igual no me iría a vivir a Australia como sugieren en una de sus canciones, pero sin duda no pasaré la oportunidad de acercarme a verlos actuar en directo si tienen la buena idea de acercarse a tocar por tierras extremeñas.

En este grupo nadie desentona. Todos saben tocar y seguro que su directo esconde más de una sorpresas agradable. Habrá que estar atento a sus próximos trabajos.

VAN SOBRAOS EN: Melodías y sonidos pop rock por los cuatro costados.

LO QUE YO CAMBIARÍA: Con ese batería hay que insistir en algun ritmo original y sorprendente. En el grupo hay nivel para dar un paso más sin perder la esencia pop rock.

LA SENTENCIA: Están pidiendo a gritos una portada en LaCarne Magazine. Ha sido una grata sorpresa. Irán a más.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Burgim. The Way That Your Smile

Burgim

BURGIM  (Extremadura) por Enrique Falcó
DISCO: The way that you smile (2014)
TEMAS: 10
WEB: http://burgim.blogspot.com.es/


Del nuevo trabajo de los cacereños Burgim poco más puede decirse salvo que no defrauda en absoluto. Quienes conozcan sus anteriores trabajos saben muy bien lo que van a encontrar en The Way That Yoy Smile:

Canciones bonitas y dulces de un pop tan puro que dan ganas de bebértelo. Burgim es una formación sólida y sobria, a cuyos músicos se les nota a la legua que saben tocar y tienen muy claro lo que hacen y lo que quieren para su sonido, algo que ni por asomo es tan fácil ni tan corriente en el mundo de la música pop. Cualquiera que se aventure a escuchar su trabajo disfrutará de la sensación de recorrer una a una las canciones, como si de un agradable paseo por las nubes de los sentidos se tratara.

Guitarras cristalinas, baterías suaves que saben cuándo pasar inadvertidas, teclados que no molestan ni exigen protagonismo (lo cual ya es raro) y envuelven maravillosamente el sonido junto con voces que se transforman en susurros, que te atrapan y disparan algo en tu cerebro que indica que todo está tranquilo, que todo va bien y que no existe nada que deba preocuparnos.

Supongo que Alfonso Búrdalo es más que consciente de lo bien que le sientan a su voz esas caricias en forma de voces femeninas, como en “So Happy”, en donde cuentan con la colaboración de Chloé Bird, en uno de los cortes destacados del disco, junto quizás a “White Whale” el tema de apertura, con excelente bajo por cierto y una batería estupenda con dominio de escobillas, con una caja y timbales que suenan de dulce.

Las melodías de “Shame” y especialmente “Be Loved” son inmejorables, con esos coros que te ponen la piel de gallina junto a los instrumentos de viento. Me gustaría presenciar en directo cómo deben sonar temas algo más sucios como “Mile In A Tear”o “Mr User”.

El pop lúcido, inteligente e intimista en Extremadura lleva el nombre de Burgim, y su último disco como bandera. No se lo pierdan. A la segunda escucha se sentirán tan bien que pensarán que algo así no puede ser legal.

VAN SOBRAOS EN: Calidad interpretativa y capacidad de expresar sentimientos envolventes en formas de canciones pop.

LO QUE YO CAMBIARÍA: Incluiría necesariamente una segunda voz principal femenina.

LA SENTENCIA: Otro gran trabajo de uno de los mejores grupos extremeños  de música pop en la actualidad.




 "Be Loved". Sin duda mi favorita del último trabajo de Burgim

viernes, 14 de noviembre de 2014

Especial Música Extremeña (Cosas de Música 13/11/2014)


 
Rui Díaz y La Banda Imposible

En este primer especial de música extremeña en Cosas de Música hoy escuchamos a 4 formaciones extremeñas con diferentes e interesantes propuestas:

 
Los cacereños BURGIM

Rui Díaz y la Banda Imposible desde Badajoz, Burgim de Cáceres, Paradise Key de San Vicente de Alcántara y Javato y Los Disfrutones también desde la capital pacense.

Paradise Key. De San Vicente de Alcántara


Además del audio del programa dejo los enlaces de los diferentes sitios web en el nombre de los grupos, así como los videos de las canciones que han sonado en el programa que he podido encontrar por Internet.  En la mayoría de webs de los grupos podéis escuchar sus canciones y ver sus videos, y saber un poco más de ellos.

También os dejo las críticas que desde la Revista musical LaCarne Magazine hice en su día de los nuevos trabajos de Paradise Key y Burgim.

Los siempre marchosos Javato y Los Disfrutones


Espero que tanto a los lectores de este blog como a los oyentes de Cosas que Pasan les haya parecido una edición especial y sumen a algunos de los grupos propuestos a sus listas de favoritos.



 



lunes, 10 de noviembre de 2014

Cosas de Música. Anime Japonés

Oliver y Tom. Bastante más amigos que Oliver y Benji. ¿Por qué no lo escogieron para el 
título de Campeones (Captain Tsubasa) en España?


En esta ocasión en Cosas de Música, dentro del espacio Cosas que Pasan en Canal Extremadura RadioEnrique Falcó charla con José María Da Silva sobre curiosidades de los opening de las series de Anime japonesas, y cómo en este país se han empeñado en modificarlos a pesar de la espectacularidad de algunos temas de la versión original.


Kuno TateWaki, enamorado de Ranma (Chica) y enemigo de Ranma Chico


Repasamos algunas series como Campeones (Oliver y Benji), Chicho Terremoto, Ranma 1/2, y Los Caballeros del Zodíaco (saint seiya).


Chicho Terremoto... ¡Desternillante y único!


En este programa los amigos de este blog y los oyentes del programa podrán advertir la diferencia que existe entre el trato que los japoneses otrogan al mundo del cómic y del Anime en detrimento de nuestros compatriotas en España, donde aun tenemos mucho que aprender del respeto que merecen los aficionados a este mundo, empezando por la música y los opening de las series.




De nuevo en esta ocasión, para los amigos de este blog, aquí queda el audio del programa, amén de todos los openig que he podido encontrar en la web.


Pegaso y algunos amiguetes

Sin duda ha sido este un programa que ha despertado mucha simpatía a lectores y oyentes, por lo que el bueno de Da Silva y el menda no descartamos hasta una segunda y tercera entrega, ya iremos informando.



Hasta el próximo jueves amigos, gracias por disfrutar con este ratito de curiosidades musicales en la radio.





Cosas de Música 06/11/2014

 



viernes, 7 de noviembre de 2014

Bateristas, estereotipos y habilidades



Jesús del Castillo "PrinzeRocks" engloba a la perfección las habilidades de un buen batería.



Aunque en realidad, todos los músicos son especiales de una u otra manera, hay que reconocer que los baterías distan mucho de acercarse a la normalidad. Para bien o para mal, los portadores de baquetas, instrumentistas de platos, bateras, tocadores de caja y timbales, batacas, drummers, percusionistas, o como cada uno buenamente les denomine, son distintos, especiales y muy particulares.

Y curiosamente son siempre escasos. Hace más de diez años que abandoné la música en activo, y según me cuentan mis amigos del mundillo musical, aún sigue en alza la cotización de un buen batería estés donde estés. Da igual que nos encontremos en Badajoz, Salamanca, Madrid, Barcelona, Sevilla o Granada. Allí donde vas los baterías no abundan, y los buenos ni hablamos. En detrimento de guitarristas, cantantes, teclistas, bajos y demás.

Supongo que una de las causas naturalmente será aquello del vil metal y la voluminosidad que encierra a tan particular y extraordinario instrumento. Es mucho más económico y práctico, por razones de espacio, comenzar con una sencilla guitarra o teclado, instrumentos que puedes adquirir a módico precio y con los que puedes practicar hasta caer rendido en tu propia habitación sin molestar a nadie.

Larry Mullen JR. Pedazo Batera

Conste en acta que me parece loable el interés hacia cualquier instrumento, ya sea la guitarra, la viola, el contrabajo, la dulzaina o el ceremín, pero gracias a Dios siempre existen quienes no se doblegan hacia la practididad y el conformismo, y desafían a la economía y los rigores de elegir tan gitantesco artefacto, el cual otorgará algo más que ritmo a los sueños y melodías que se traducen en bellas canciones.

Mientras los guitarristas, bajos, teclados, pianistas o violinistas miman sus herramientas, los baterías no se cortan a la hora de golpear timbales y platillos, siguiendo la inteligente máxima que afirma: “Para eso están”.

A los bateristas no es necesario que les indiquen que bajen o suban el volumen, porque nunca es necesario que su sonido sea amplificado en un pequeño local de ensayo, y es cosa inútil y tontería pedirles que reduzcan su intensidad de golpeo, porque sabes de sobra que no lo van a hacer. 

Algo parecido a lo que durante toda la historia de la música llevan haciendo otros intérpretes y ejecutantes, como los guitarristas, quienes cuando les piden que bajen el volúmen de sus amplis ellos “hacen como si lo bajaran” y todo el mundo sabe que en realidad no han alterado a la baja el sonido, sino que incluso han aprovechado para subirlo un poquito. Este hecho, por cierto, también se repite constantemente en cualquier ciudad del mundo mundial y en cualquier época, cultura o dimensión del universo (musical).

Pero bromas aparte, siempre me he sentido interesado por este maravilloso y estruendoso instrumento, así como por los músicos que ejecutan sus pistas y directos. ¡Que descorazonador que todavía se piense a priori en el batería como en el más torpe o bruto de la banda!

¿El batería tenía que ser un burro y llamarse "Tonto"?


 El mundo audiovisual tiene bastante culpa en este sentido y ha ayudado bien poco a la dignidad de quienes ejecutan tan importante instrumento en las formaciones musicales.

Nunca les perdonaré a los creadores de Los Trotamúsicos que fuera un burro el batería del cuarteto de Bremen, portando además para más celebridad un nombre como “Tonto”, pues no me negarán, amigos lectores, que tal elección encierra una cantidad de mala leche amén de negativas denotaciones y comnotaciones.

Aun recuerdo una de mis películas favoritas de todos los tiempos, The Commitments, dirigida por Alan Parker en 1991, de obligada visión para todos los amantes de la música, en especial para aquellos inmersos en la adolescencia con la intención de formar una banda o grupo musical.

En este film, entre otras cosas, todos aprendemos cual es el importante papel de un buen mánager. Parece que estoy viendo a Outspan Foster, guitarrista del grupo, fascinado por el nuevo amplificador para la banda, preguntándole al mánager Jimmy Rabbitte: “Increíble… ¿De dónde lo has sacado?”- “¡No preguntes!”- Responde el mánager con mala leche y cara de circunstanscias. ¡Eso sí que es un mánager, sí señor!

Billy Mooney, primer batería de "The Commitments"


Pero en el asunto de los baterías la película no ayuda en absoluto a forjar buena imagen de los bateras. 

En uno de los ensayos, Deco, el extraordinario vocalista interpretado por Andrew Strong, se sienta a los tambores y comienza a golpear timbales y platos provocando un ruido de mil demonios.

-”No es tan difícil tocarla eh?”- le inquiere con mala leche al baterista. “Hay que tener coordinación y habilidad”- contesta el ofendido bataca. “¡Nunca podrás tocarla!”.

En otra escena, en la que el personaje de Billy Mooney, primer batería de la formación, le comunica a Jimmy Rabbitte que abandona el grupo, el mánager indignado le responde: “¡Que te jodan, cualquiera puede tocar la batería!”- Algo con lo que el menda (Nobleza obliga) no puede estar más en desacuerdo. Y como colofón el mánager coloca nada menos que a Mickah Wallace, un pedazo de bestia, animal de bellota mega violento que encima acaba tocando bastante bien.



Recuerdo que en películas clásicas y entrañables como Great Balls Of Fire no se le dedica a este instrumento ni una sola frase. O incluso en bodrios como aquel intento de mostrar la primera etapa musical de The Beatles, Backbeat,  en donde en alguna escena también se ningunea al baterista.

Aunque justo es recordar que existe alguna otra película en donde el batería se presenta de manera más positiva, como en The Wonders, en la que además de ser el guaperas es el responsable con su cambio de ritmo del gran éxito de la única canción del grupo. 



También recuerdo de manera más cómica a aquel batería de Casi Famosos saliendo del armario justo antes de un accidente aereo que finalmente no se produce.

Musicalmente, destacaría entre las habilidades de un buen batería especialmente su tempo y sentido del ritmo. Aquel que sabe imprimir la velocidad adecuada y mantenerla, elevará sin duda a una banda hacia lo más parecido a la perfección.

Personalmente me gusta pensar en un batería como en una especie de director de orquesta, quien marca el ritmo al principio de la canción, y quien avisa con sus redobles que se aproxima un cambio, la entrada al estribillo o un aumento de intensidad.

Jimmy Chamberlin ¡Excepcional!

Si además de todo esto, hay algo que valore en un buen batería, sin duda alguna ello es la originalidad de sus breaks y ritmos en detrimento quizás de una mayor o menor técnica.



Se critica mucho por ejemplo a baterías como Ringo Starr (Yo mismo en mis artículos en LaCarne Magazine y mi propio blog lo rebajo a la altura de considerar a Paul McCartney mejor batería que él) en detrimento de coetáneos como Charlie Watts, por aquello de contar con más “técnica” al ser éste batería de Jazz. 

 Igual como batería de Jazz sí es posible que el batera de los Stones supere a Ringo, pero como batería de pop-Rock dificilmente lo creo a pesar de su carrera jazzística.

El ritmo de Ringo en temas como “Drive my Car” es fabuloso, incluso en algunas de las primeras canciones como “Rain”, “She Said she said” o “Ticket to ride” las pistas son realmente imaginativas, en las que sin duda influyó McCartney, quien siempre aleccionaba a Starr sobre la importancia de conseguir pistas interesantes.

Aunque no sea el mejor de la historia, Ringo Starr es, en muchos sentidos, inigualable.

El mismo McCartney grabó pistas de batería maravillosas como “Back in the URSS” o “Dear Prudence” del álbum blanco. Pero sin duda en discos como Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967) o Abbey Road (1969) (donde hay un gran trabajo de  timbales y tom) ejecuta el baterista de The Beatles piezas soberbias, y algunos baterías como el propio Phil Collins han declarado en más de una ocasión que no sabrían que hubieran podido hacer al encontrarse con temas como “Strawberry Fields” o “A Day in the life”.

Pero volviendo al tema de las condiciones que debe reunir un gran batería, he de confirmar que me declaro simpatizante activo de aquellos que nunca hacen dos breaks o redobles iguales en una canción.

El gran "Felipe Colinas" ¡Que grande!

Entiéndanme, me refiero a aquellos que son capaces de expresar en cada momento sus sentimientos y por otrora no son amigos de repetir el mismo e idéntico redoble en una canción cada vez, vamos, que se dejan llevar según sus sentimientos actuales.

Quien suscribe era de esos, y he de reconocer que tal particularidad no suele contar  de primeras con el visto bueno del resto de músicos de la formación, por aquellos de no saber muy bien qué es lo que se van a encontrar. Pero así mismo les puedo asegurar que el resto de miembros se acaban acostumbrando e incluso contagiándose de esta actitud, la cual sobre todo en directo otorga un sin fín de satisfacciones.

Los baterías son como son, y así hay que aceptarlos. Y después de todo, amigos lectores, piensen que detrás de una batería existen músicos increíbles, con una gran formación (en especial los americanos) y que son capaces de tocar en tiempos y compases inimaginables, y ello no puede ser más que un don.

Y luego están los solos, que a muchos pueden parecerles cargantes. Pero no dejen de pensar, que lo peor de todo es que después del solo del batería, suele venir el solo del bajo, y eso sí que es otra historia.


http://www.lacarnemagazine.com/lacarne-magazine-no31/
 

lunes, 3 de noviembre de 2014

Cosas de Música. BSO



En el programa de esta semana en Cosas de Música comentamos algunas curiosidades sobre las canciones de música pop en las Bandas Sonoras de algunas películas.

Os dejo el enlace para que lo escuchéis y los videos que he podido encontrar. ¡Hasta el jueves que viene!




viernes, 31 de octubre de 2014

Cosas raras no, gracias

He tenido que eliminar una entrada de mi blog: 

"Ver porno no es reprobable"

En ella hablaba de una noticia aparecida en los medios hace más de un año, en el que a un trabajador se le despidió por ver películas en su lugar de trabajo en vez de estar pendiente de este. 

Yo solo criticaba que en la noticia hacían hincapie en que veía películas porno como si el delito fuera ese, en lugar de desatender su trabajo, e insistía en que el delito era el mismo, viera películas del oeste, dramas o porno. 

Pero lamentablemente en la prensa lo vendieron así. 

El caso es que este post recibía miles de visitas, pero lamentablemente de gente que buscaba imágenes pornógráficas. 

Está bien tener un tráfico de visitas así, pero realmente no aporta nada a mi blog, por eso he decidido eliminar este post. 

De nada me sirve tener miles de visitas de gente que llegue por casualidad buscando porno, cuando no es lo que ofrezco en mi blog.

Prefiero tener menos visitas y que mis lectores sepan lo que pueden esperar de mi. Añado solo el texto de post, sin fotos ni tags, por si alguien tiene curiosidad:

 
Ver
porno no es reprobable


Desde principios de esta semana, los medios de información extremeños se han encargado de divulgar una noticia llamativa, cargada de morbo y en mi humilde opinión irrelevante y con sobredosis de hipocresía.

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEX) ha confirmado la sanción de suspensión de empleo y sueldo de 30 días a un portero del edificio del Servicio Extremeño de Salud (SES) en Mérida. Durante una inspección se le encontró en el puesto de trabajo numerosas películas de acción, así como películas y fotografías pornográficas.

Por lo visto un compañero del sancionado alertó a sus superiores de diversas irregularidades, entre otras la de no apuntar a la gente que accedía al edificio en el libro de control. Por dicho motivo se le practicó una inspección y entre otras cosas se corroboró que efectivamente no atendía sus obligaciones, ya que no había ningún nombre apuntado en el registro. Además se encontraron cartones y periódicos a modo de cama y almohada y un lector de DVS con varias películas, a pesar de no tener permiso para visionarlas en el trabajo.

Ninguna objeción a la suspensión de empleo y sueldo. Ese hombre ha cometido una falta grave y es justo que pague por ello. Ahora bien, me parece injusto, y terriblemente hipócrita que en los titulares de la noticia se haga especial hincapié al hecho de que algunas de las películas fueran pornográficas.

Supongo que el juez no lo habrá tenido en cuenta, ya que sobre gustos no hay nada escrito, y la irregularidad en el trabajo se produce al descuidar sus funciones por visionar películas, indistintamente de que estas sean de acción, comedia, terror o pornográficas.

Es lamentable que una noticia haya que venderla de esta guisa para acaparar la atención. Que yo sepa, el cine porno no es reprobable ni ilegal si eres mayor de 18 años, y la negligencia del empleado se produce igualmente si el sancionado dedica su tiempo a visionar “La Guerra de las Galaxias”, “Sonrisas y lágrimas”, “Los bingueros”, “Casablanca” o “Las novatas se abren de patas”.

Quizás lo más lógico hubiera sido titular: “Un empleado del SES suspendido de empleo y sueldo por visionar películas en sus horas de trabajo”. Pero no nos engañemos, casi nadie se habría molestado en leer algo más que los titulares. Y que el diablo me haga tragar la barba si a la mayoría de lectores no se le hubiera antojado una sanción desproporcionada. ¡Mil millones de mil millones de naufragios!

No era para tanto... ¿Verdad?


sábado, 25 de octubre de 2014

Cosas de Música. Humor

"Hay" Impresionante obra audiovisual del grupo extremeño Los Ganglios

En esta ocasión, Enrique Falcó y José María Da Silva nos presentan una serie de canciones en donde el humor va unido de manera totalmente explícita a la música que aquí se presenta.

El humor, sin duda también juega un papel importante en las canciones, y dentro de las curiosidades de las que hablamos en Cosas de Música, no podía faltar esta faceta que nos ofrece canciones que de una u otra manera también pueden considerarse importantes o interesantes.

Para abrir el programa, no existe un grupo mejor que Los Ganglios, y uno de sus temas más actuales, "Hay", englobado dentro de su denominado "PORC", quienes presentan una propuesta de su música, de una manera tan visual y humorística, que merecen ser quienes abran el programa de hoy.

 
Inolvidables los Puturrú de Fuá
También recordamos a los divertidos Puturrú de Fuá y su antológico "No te olvides la toalla cuando vayas a la playa", los genios de La Trinca, y su "Barón de Bidé", Nacho Cano y su casi desconocida y tronchante "La historia de Bill Clinton contada para niños".  

Otros irrepetibles, Académica Palanca y su "La Apoyadura", y por supuesto No me pises que llevo chanclas y su Washuwarugui, representando el famoso "Agropop" del que hicieron bandera el famoso grupo andaluz.
La Trinca. ¡Tronchantes!


Una vez más ahí queda el audio del programa y el resto de videos disponibles. Espero que lo disfrutéis! Hasta el jueves que viene en más curiosidades en "Cosas de Música".






Audio del programa 23/10/2014