Don de Loch Lomond

Don de Loch Lomond

sábado, 14 de noviembre de 2015

LICH confirma su presencia en Parque Sonoro 2016



La recordada banda pacense LICH ha confirmado su presencia en el Festival ParqueSonoro 2016, en cuya edición se pretende homenajear al festival de Puebla de la Reina Zorrock con la actuación de alguna de las bandas que actuaron en sus ediciones. Aparte del cuarteto pacense formado por Chuli (Jesús) García, Luis Gragera, Óscar Vadillo y Enrique Falcó, quienes actuaron en la edición del 97 y 98,  también han confirmado de momento su presencia la famosa banda cacereña Bloomington.

Como muestra presentamos el video de la famosa canción de LICH “La Casa de Colores” editado por Alfonso Búrdalo Gimenez.





Publicado en LaCarne Magazine en Septiembre 2015

jueves, 1 de octubre de 2015

Cosas de Música. Mike Oldfield (Man On The Rocks)

Lucas Spiller y Mike Oldfield disfrutando en la grabación de Man On The Rocks


En esta ocasión en Cosas de Música nos detenemos a escuchar algunos de los temas del último disco de Mike Oldfield, más conocido por Da Silva y un servidor como "Miguelito Campoviejo".

Para su último disco ha contado como vocalista con un joven talento, Lucas Spiller, quien realiza un trabajo soberbio.

Da Silva y Falcó en pleno Selfie durante la emisión... ¡les gusta el riesgo!


No dejen de escuchar su último disco ni de aprender algunas curiosidades en nuestra sección. Ahí va el audio del programa. ¡nos vemos, nos oímos, en dos semanas!



 

domingo, 27 de septiembre de 2015

Extremeños anticatalanes

 

El hecho de que Gerard Piqué sea en ocasiones algo más gilipollas de lo habitual no autoriza a cualquier hijo de vecino a insultarlo por sus ideas soberanistas. Si no me equivoco en este país es legítimo que uno pueda sentirse catalán, madrileño, pacense o segoviano, incluso por que no, alentejano, como mi menda, quien sigue sin comprender cómo la frontera más absurda y antinatural del planeta nos separa a una gran parte del país de unos hermanos portugueses que sin duda presentan más singularidades comunes a nosotros que naturales diferencias.

A los profesionales, sean futbolistas, médicos, croupiers, albañiles o periodistas habría que tratarlos por lo menos con un poco de jodido respeto cuando desempeñan una profesión para ganarse con mayor o menor fortuna el sustento de los suyos, y de la misma manera Piqué tiene todo el derecho del mundo a sentirse catalán y jugar en la selección española ya que con Cataluña, como sería su deseo, no puede hacerlo. De la misma manera que en su día Javier Clemente, declarado públicamente como independentista vasco, se puso al mando de la selección española con la misma profesionalidad que si lo hubiera hecho ante la de Inglaterra, Italia o Senegal.

Si algún día, los vientos del caprichoso destino me impulsaran a abandonar esta bendita tierra (el diablo me confunda si así sea) tengan la seguridad que no ocultaré el amor hacia mi región, mi ciudad y los míos, ya me estableza en Sevilla, Mónaco, Londres o L'Hospitalet de Llobregat, y ¡Ay del que se atreva si quiera a mirarme con celo o ponerme mala cara por mostrar lo más profundo de mi corazón!

Los sentimientos catalanistas de Pep Guardiola, por señalar algún otro ejemplo, deberían alcanzar los mismos niveles de interés general a la opinión pública que mi aversión a las judías blancas con chorizo a la hora de juzgar a un profesional cuya valía está fuera de toda duda.

Pero es que el deporte no es más más que la punta del iceberg, por aquello de que en este país interesan más los aspectos deportivos y los abdominales de Cristiano Ronaldo que la tasa de paro o los últimos resultados de la EPA.

No se si ustedes lo vienen notando también, pero lo que es a un numeroso grupo de nuestros paisanos extremeños, el tema catalán les escuece sobremanera, como si nuestras bellotas, encinas o parajes naturales dependieran de ello. La mayoría parece mirar hacie el Penedés con recelo y cierto complejo de clases cual antagonista de pacotilla de cualquier superproducción cinéfila, como si nos erigiéramos en los grandes defensores de una patria por la que nos desvivimos mientras ella nos devuelve todo... por el mismísimo.



De acuerdo que a nadie le gusta que le tomen el pelo o le falten al respeto. Y se han sucedido numerosas y lamentables acciones por uno y otro lado. Existen situaciones que siempre me parecerán ridículas y que denotan una total falta de sentido común. La susceptibilidad de algunos independentistas catalanes de primer nivel rozan en ocasiones el esperpento y la verguenza ajena, pero no menos que las respuestas cargadas de odio, ignorancia y estupidez que se producen en ocasiones desde la capital o el suroeste de la península.

Recurrir a los estereotipos es tan absurdo como ridículo, y lo dice alguien que tiene amigos catalanes que son Lucky Luke sacando la cartera a la hora de pagar y eruditos e instruídos extremeños que son capaces de escribir doscientos poemas del tirón sobre la ingratitud humana mientras escurren el bulto para no invitarte a una maldita caña.

Que personalmente me parezca muy poco práctico pretender poner fronteras ahora que somos más que nada europeos no me da derecho a definir de una u otra manera a una región de más de siete millones de personas, en la que por cierto, tantos extremeños emigrantes tendrán algo que decir. Que los problemas se arreglen hablando, y votando, y cumpliendo la ley, partiendo de la premisa de que una ley puede cambiar otra ley, y no hay por qué hacer drama alguno sea cual fuere el resultado. 

 

Que no se le ocurra a alguno de Cornellá o Girona venir a decirnos si los de Olivenza tienen que sentirse Portugueses o Españoles, o si verdaderamente Elvas y Badajoz deberían unificarse como una gran ciudad transfonteriza o incluso si deberíamos adoptar el portuñol como idioma oficial. 

Por lo tanto que mis paisanos se relajen con ese sentimiento anticatalán que parece absorverles, y que dejen de mezclar futbol, con política, estereotipos y gilipolleces varias que finalmente ofrecen la evidencia de que tanto extremeños como catalanes ostentamos un gran número de ignorantes, catetos y merluzos que no tiene por qué denigrar la exquisita población del resto de sus civilizados conciudadanos.

Y por cierto... como nos mola a los extremeños cuando un catalán (de mierda que dirían muchos) como Pau Gasol se sale en el Europeo de baloncesto con la Selección Española. ¡Somos de lo que no hay!

sábado, 26 de septiembre de 2015

Cosas de Música. Bajistas-Cantantes


Como estreno de la nueva temporada en nuestras curiosidades musicales hoy hablamos de bajistas-cantantes, recordando a algunos excelentes cantantes que han elegido un instrumento tan singular y tan difícil y complicado para acompañarse cantando.

Escuchamos a Jermaine Jackson, Paul McCartney y Sting. Recordando también a nivel nacional a David Summers y también tocando el corazoncito extremeño al gran Nacho Campillo.

Os recuerdo que en esta temporada la sección será cada dos martes en donde siempre, Cosas que Pasan en Canal Extremadura Radio con nuestro amigo José María Da Silva. ¡Qué disfrutéis el audio!

sábado, 5 de septiembre de 2015

El bajo. Ese ese desconocido imprescindible



El bajo. El patito feo de quintetos y cuartetos musicales. La hermana pequeña de la guitarra eléctrica, incluso en ocasiones la prima feúcha y con aparato en los piños para algunos entendidos de pacotilla.
Existen quienes afirman que detrás de un bajo no hay más que un guitarristra frustrado, y como imaginarán, quien despieza la mejor carnaca mensual para los amigos de esta carnicería no puede estar más en desacuerdo.

Es cierto que muchos músicos llegan a colocarse antes sus cuatro cuerdas por mera necesidad, casualidad o incluso por qué no, también por cierta curiosidad, pero de ahí a que tras sus escalas graves se oculte un guitarrista poco habilidoso dista mucho de la realidad. Qué quieren que les diga, jamás se me ocurriría pensar en Flea como un músico con escaso arte y mínimas habilidades técnicas
.
El problema de los que desprecian su particular sonido suele ser casi siempre el mismo. No saben lo que es un bajo, y que me corten la cabeza si saben para qué sirve. Y lamentablemente nunca lo han escuchado. Y no es que sea algo fácil. Aún recuerdo la primera vez que por fin escuché el bajo, con apenas doce años. Acababa de descubrir a The Beatles escuchando “Drive my car” en el viejo walkman de un compañero de clase, y poco a poco me iba documentando de la historia de aquellos cuatro muchachos que habían conseguido llegar a lo más alto. En aquellas primeras fotos y videos lo descubrí. Aquella guitarra del vanidoso McCartney parecía especial, y no pude dejar de apreciar la curiosidad del grosor de sus cuerdas, que a la postre eran dos menos que las de Lennon y Harrison. 

Sabía distinguir el sonido de una batería, un teclado, guitarras electricas e incluso instrumentos de cuerda o viento, pero… ¿Que narices era aquello de un bajo?

El placer de descubrir por fin aquellas notas graves en el puente del “In my life” de The Beatles fue un placer parejo a contemplar el mar por primera vez. De repente aquel instrumento se convirtió en mi favorito para escuchar a pesar de ser un fanático de la batería. Empezaba incluso a valorar las canciones si estas tenían o no una línea de bajo interesante, ejercicio por cierto que jamas he abandonado. Me gusta pensar en el bajo como algo más que una guitarra que toca las notas graves para sustentar la melodía. El bajo no ha de ser solo una parte del conglomerado con el que empezar a construir un tema, pues puede en ocasiones convertirse en pieza maestra de una canción, y por supuesto tener sus momentos destacados.


Cantar mientras además te acompañas con un instrumento es algo que sin lugar a dudas se antoja como una faena harto complicada, ahora bien, cantar mientras tocas el bajo y además conseguir que este sea interesante es una proeza al alcance de muy pocos, por lo que siempre he sentido gran veneración por los bajistas-cantantes, y no sólo por mi amigo McCartney, sin lugar a dudas el mejor bajista de la historia. Sting también ha sido un artista que se ha resistido a que un instrumento tan bello pase a segundo plano, y al igual que el viejo Paul ha conseguido con cierta fortuna llevar el peso de muchos de sus grandes éxitos con tan particular instrumento.

Desde el mostrador de esta particular carnicería, recomendaría a mis consumidores revisar la carrera de los Jackson Five, y descubrir al “otro” cantante del famoso quinteto (muchos desconocen que hubiera otra voz principal que no fuera la del gran Michael Jackson) Jermaine Jackson, a la postre también bajista del grupo, por el que también siento cierta debilidad. La complejidad de sus melódicas líneas eran interpretadas a la perfección en directo, tanto en la del grupo con sus hermanos como en su recomendable carrera en solitario
.
No podemos olvidarnos de algunos excelentes cantantes bajistas a nivel nacional como Nacho Campillo de Tam Tam Go!, que ha ejecutado excelentes lineas de bajo para la historia de la música pop española (y además siendo pacense, bien por él).
Nuestra región extremeña es sin lugar a dudas cuna de grandes bajistas, Luis Gonzalo García de Los Desahuciados o Adolfo Campini por poner algún ejemplo, pero es cierto que no parece ser este instrumento el preferido de los cantantes de nuestra región
.
Si hablamos de bajistas cantantes es justo y necesario remontarse a finales de los 90, cuando una veinteañera formación pacense LICH se presentaba en formato de trío ante su primera maqueta y actuaciones. Jesús García García, más conocido como Chuli (además de Lich ha militado en Diva o News Solaris entre otros proyectos) tuvo que aparcar su guitarra eléctrica y adueñarse del bajo por necesidad, consiguiendo algunas de las líneas de bajo más bonitas que han escuchado estas orejitas que me dio mi santa madre. Aun recuerdo la melodía de “La Casa de Colores”, tan sencilla como hermosa y de cierta complejidad interpretativa a la hora de llevar el peso vocal.

Como batería, en mis conciertos siempre requería la presencia importante del bajo en mis monitores, excepto en una ocasión en un concierto, en la Sala Maravillas de Madrid, con el entonces cuarteto pacense LICH y Óscar Vadillo al bajo y segunda voz. En aquella ocasión, al genial músico pacense le aconteció la singular paranolla de que su bajo no se oía y no paró de subirse el volumen en la prueba de sonido hasta que consiguió que a los demás miembros del grupo nos temblaran los carrillos de la cara a cada nota ejecutada. Todos sin excepción solicitamos al técnico que eliminara totalmente el bajo de nuestros monitores. Lo sentíamos en cada milímetro de nuestro cuerpo.

El bajo es un instrumento maravilloso que puede aportarles mucho. Les animo a tratar de aprender a escucharlo, a fijarse en él y disfrutar de su peculiar sonido. Verán cómo desde entonces las canciones le parecen más completas
.
Y ahora les dejo que voy a disfrutar de una buena sesión de canciones con bajos espectaculares… y quiero sentir el bajo en mi cara.



viernes, 4 de septiembre de 2015

Gonzalo Falcó (Mi hermano pequeño)

Gonzalo Falcó y su inseparable hijo adoptivo "Fiti"

Hoy hace exactamente 30 años que nació Gonzalo, mi hermano pequeño, aunque ya he contado en varias ocasiones que me saca dos cabezas.


Recuerdo como si fuera ayer el día que nació. Yo tendría unos siete años y medio, y la verdad es que tras la noticia de que iba a tener un hermanito y durante todo el embarazo de mi pobre madre, se advertía en mí una pasividad y una total falta de interés por el futuro miembro de la familia. Mis padres y hermanas siempre me recuerdan que eso eran celos, pero les aseguro que yo jamás albergué tal sentimiento en el fondo de mi corazón, la verdad es que sencillamente me daba exactamente igual. 
Los hermanos más parecidos del mundo. Pili y Mili en versión moderna y aumentada
Creo que lo que me ocurría es que no era consciente de lo que suponía tener un hermano. A pesar de todo, cuando se iba acercando la hora, cada vez crecía más mi interés por conocerlo, saber como era y esa cosas. Parece que estoy ahora mismo delante de mi abuela mientras sosteniéndole en brazos me lo muestra por primera vez. Me pareció sencillamente horroroso, y encima se puso a berrear. Esa noche nos riñeron a mi prima Coro y a mi dos o tres veces mientras jugábamos por hacer ruido y despertar al hermanito. “¡Empezamos bien!” pensaba yo.


El hermano pequeño llevando de paquete al mayor... ¡quien lo hubiera pensado!
Cuando leo los divertidos libros de “Manolito Gafotas” de la gran Elvira Lindo (Libros que les recomiendo si quieren reírse y pasar un buen rato) me fijo en que hay mucha similitud entre Manolito, su hermano pequeño, “el imbécil” y mi hermano Gonzalo y yo. Manolito no deja de quejarse de su hermano pero en el fondo lo adora. A esa edad a mi me ocurría lo mismo. Me molestaba su sola presencia, pero no podía ni imaginarme que algo malo le pudiera ocurrir.


Tras 30 años sólo puedo decir que no pasa ni un solo día sin que agradezca la llegada de mi hermano al mundo. Que voy a hacerle, lo quiero con locura, como a mis hermanas y a mis padres.
Hermanos descapotaos
Me da mucha pena pensar en las futuras familias que se nos presentan a los jóvenes de hoy, en la que si acaso podemos tener un hijo o ninguno. Quien no tiene hermanos no sabe lo que es bueno ni lo mucho que se pierde. No aprenderá nunca a compartir juegos, confidencias, risas y travesuras. La verdad es que quien no tiene hermanos nunca comprenderá muchas cosas. 
No pasen la oportunidad si pueden y se deciden a tener hijos de agraciarles con un hermano. Quien tiene un amigo tiene un tesoro, pero quien tiene un hermano posee un tesoro de piedras preciosas enterrado en su corazón.
 ¡Felicidades Gonza!

miércoles, 26 de agosto de 2015

Humor, Subnopop y la canción del verano


Las personas que aceptamos que la evolución personal es algo tan natural como la vida y la muerte, no solemos obcecarnos en insistir sobre lo que consideramos una verdad como un templo, ya que los años nos han adoctrinado para mostrarnos cautos con las ideas, pues éstas pueden cambiar con el paso natural de los años.


Sin embargo, pocas afirmaciones de mi humilde persona siguen siendo tan válidas como aquella que insiste en que la música sí que es magia, y no lo que hace nuestro amigo Harry Potter meneando su varita al abrigo de juramentos impronunciables. Otra de las afirmaciones que no creo que cambien sin duda, sería la de reconocer que el humor es el único oxígeno respirable, y que aquellos que hacen buen uso de él se muestran como personas mucho más inteligentes y felices que la mayoría de mortales.


También, cómo no, la música y el humor han de viajar de la mano para procurarnos impagables momentos de buen humor aliñados con excelente música, y no me refiero solo a aquellas extraordinarias bandas sonoras de la historia del cine que acompañaban las peripecias de Los Hermanos Marx, o las desternillantes canciones de los Monthy Phyton. Seguro que a muchos clientes de esta carnicería se le arriban a la sesera canciones como la de “El valiente Sir Robin” en Los Caballeros de la mesa cuadrada o la archiconocida “Always Look on the Bright Side of Life” de La Vida de Brian.




La famosa canción del verano, al menos en nuestro país, siempre ha gozado de altas dosis de sentido del humor, y para la historia quedan temas como las famosas “Gordas” de Gurruchaga y La Orquesta Mondragón que “ellos” tanto preferían, o aquella toalla de Puturrú de Fua que nunca podías olvidar cuando fueras a la playa. Siempre han existido en este país artistas que se han dedicado al humor ayudados con la música, desde el “Gigi el amoroso” de Andrés Pajares y “La Ramona” de Fernando Esteso, a las desternillantes canciones de La Trinca o Académica Palanca.


En los últimos años parece que prodigan bandas empeñadas en que música y humor se muestren paradójicamente bastante más serios de lo que parece. Archiconocido es el caso de nuestros amigos Los Ganglios, omnipresentes en nuestra Carnicería Sanzot, o los geniales cómicos de espíritu chanante Carlos Areces y Anibal Gómez, que con su grupo Ojete Calor han creado un estilo que ellos definen como SubnoPop.


En grupos como los mencionados encontramos letras ácidas, irónicas, a veces tronchantes, pero siempre hay un espacio dedicado al surrealismo, a una buena melodía, a un video musical de calidad relevante o una ejecución musical que cuanto menos no desentona. El verano es un buen momento para refrescarse con algunas de estas propuestas y adentrarnos en una diversión sana, divertida, alejada del chiste fácil y que además nos haga reflexionar. No se me ocurre mejor idea para combatir los calurosos rigores del verano.



domingo, 2 de agosto de 2015

José Luis Algar. Planes para después de un resfriado



JOSE LUIS ALGAR (España) por Enrique FalcóDISCO: Planes para después de un resfriado (2013)
TEMAS: 10
WEB: https://www.facebook.com/joseluisalgar
El título del trabajo de Jose Luis Algar es una declaración de intenciones. Él mismo insiste en que pretendía que Planes para después de un resfriado (2013) fuese un disco optimista, pero los problemas vienen solos y nadie puede ser totalmente feliz.
Eso es lo que se desprende en un disco cuya voz no pasa desapercibida, con espacio relevante para letras de amor y desamor algo atípicas y originales. Un disco muy agradable de escuchar en donde cada canción suena totalmente distinta a la anterior.
El corte de apertura “Cuando pasa lo peor” y “Caviar” sin duda son de mis favoritas, y letras como “Yo también tengo problemas” o “Cosas que dejaste en mis cajones” van directas al hígado y al corazón.

LA SENTENCIA DE JOSE LUIS ALGAR

Destellos de Dorian y Guille Milkyway. Un disco para buenos y malos momentos. Despierta sentimientos y eso siempre es positivo.
VAN SOBRAOS EN: Melodías y letras
LO QUE YO CAMBIARÍA: A veces cuesta entender las letras en canciones como “trenes”, una lástima porque algunas son realmente buenas e imaginativas.

The following two tabs change content below.

domingo, 19 de julio de 2015

Los Ganglios en Contempopránea 2015









LOS GANGLIOS en Contempopránea 2015. Texto Enrique Falcó.
Alrededor de 300 personas desafiamos las altas temperaturas a pesar de ser uno de los días más calurosos del año, y a las 19:30 horas ya estábamos divirtiéndonos con Los Ganglios.
Uno de los detalles más negativos que se le pueden echar en cara a la organización del Contempopránea es la de elegir a los grupos de la tierra para abrir las jornadas de conciertos. Una lástima porque Xoxé Tétano y los suyos ofrecieron un espectáculo digno de ser presenciado por miles de personas.
Aún así y a pesar de que no se encontraban muy cómodos debido a la hora, el calor (algunos contábamos por cervezas cada canción para resistir) y a que quizás ellos prefieren los recintos cerrados y más pequeños, Xoxé Tétano, quien lucía tupé y patillas a lo Elvis, mostró que además de un genio, es un showman que se mete al público en el bolsillo a las primeras de cambio.
Rafael Filete como siempre en su sitio, cada vez se hace más imprescindible con su guitarra y coros (destacando un momentazo brutal en “Babieca hiede”), consiguiendo que temas como “Mimetic Motherfucker” o “Badajoz 2222” funcionen cada vez mejor en directo.


Aunque faltaron las acostumbradas diapositivas con imágenes que potencian su actuación, contaron sin embargo con el despliegue de un fabuloso cartel de unos puños donde rezaba el lema de la banda.
No fallaron los clásicos del trío extremeño como la famosísima “Cumbia de Felix y Jacques”, que sus seguidores coreaban y bailaban encantados. “Hay” y “El subiduki” también hicieron vibrar a un público que aumentaba en cada canción. Canciones como “El regalo” ganan y emocionan indudablemente en directo. También, cómo no, protagonismo para los temas de su nuevo LP LUBRICANTE (2014) como “Calvario” (sniff), momento en el que las chicas aprovechan para hacerles carantoñas a su calvo o “Al final”, en donde La Señorita Scaravilli suple a la perfección los roles de Leli Loro.
Imperdonable una vez más que no nos obsequiaran con clásicos como “El tendedero” o “Ay robocó robocó”, pero todo se le perdona al grupo, que sin duda ha logrado reunir a más público a tan temprana hora en toda la historia del festival (y os lo cuenta uno que ha tocado cuatro veces, siendo en tres de ellas el primero de la jornada).
Al final, como siempre: Risas, buen rollo, sentido del humor, cachondeo, emociones… y “color de rosa”, en definitiva, un concierto del grupo más original e inclasificable de la historia: Los Ganglios. El año que viene a las doce de la noche… y “Badajoz 2222” se convertirá en “Badajoz Alcazaba 2016”, y si no al tiempo.

Pet Shop Boys en Contempopránea 2015





Pet Shop Boys en ContempoprÁnea 2015
Texto por Enrique Falcó – Fotos por S. Plata
El de los Pet Shop Boys, se encuentra entre el grupo de aquellos conciertos que casi se disfrutan más a priori que durante la propia actuación, embriagado por la emoción que supone poder presenciar en vivo a uno de los grupos más famosos del planeta, y que sin duda ha formado parte de la banda sonora de nuestras vidas.
Los del Reino Unido se metieron al público del Contempopránea en el bolsillo desde los primeros compases. Reconozco que me sorprendió muy gratamente que Neil Tennant se dirigiera casi desde el principio al público, esforzándose además en pronunciar algunas frases en nuestro propio idioma.

Lo de menos era la música, y eso que sonaron clásicos como “One More Chance”, “Always On My Mind” o el glorioso y emocionante “Domino Dance”, que el público que abarrotaba la Alcazaba pacense coreó con gran gozo, al igual que aquel sagrado himno de los Village People, el famoso “Go west” que el dúo británico hiciera suyo con gran éxito en 1993.
El espectáculo visual de efectos y de luces fue sencillamente fantástico, superando realmente las expectativas. Una hora y media de actuación en la que los cambios de vestuario se sucedían casi en cada nuevo tema. Dos coristas con estrafalario y desconcertante vestuario animaban aun más cada nueva canción.
El sonido fue bueno, a pesar del evidente y sinfín de efectos y sonidos programados, y la voz de Tennant sonaba intacta manteniendo todos sus matices.


Imperdonable que no ejecutaran la que sin duda es su mejor canción “Heart”, mi favorita del dúo británico que siempre albergaré en mi corazón, junto a aquel maravilloso video clip (con Drácula incluido) que me cautivó de adolescente.
También se echaron de menos algunas grandes canciones como “So Hard”, pero en defensa de Neil Tennant y Chris Lowe habría que añadir que ni en un espectáculo de dos horas podrían ofrecer todos sus éxitos en directo.
Gran acierto de la organización contar con ellos para esta edición tan especial. Si hace diez años alguien me hubiera hablado de la posibilidad de asistir a un concierto de los Pet Shop Boys a pocos metros de mi casa, hubiera pensado que habría bebido más de la cuenta. Tenemos un año para emocionarnos con otra visita de renombre. Hasta entonces, en las retinas de todos los asistentes perdurará el emocionante espectáculo visual teñido de las maravillosas sensaciones musicales que nos ofrecieron los británicos.
The following two tabs change content below

sábado, 11 de julio de 2015

Mario Quintana y Hey Bob!




Bob Dylan

Poca suerte ha tenido esta bendita tierra a la hora de parir no solo artistas, sino a aquellos que, además de llevar por la sangre grandes dosis de ingenio y talento, sienten la necesidad de experimentar el cosquilleo que representa trabajar en pos de la promoción del resto de colegas con los que comparten algo más que una afición.

De vez en cuando, sin comerlo ni beberlo, se suceden vientos frescos inesperados que arriban para oxigenar un aire que se hace realmente irrespirable.
Mario Quintana, joven escritor extremeño, sin ningún tipo de ayuda económica y con la única subvención de su esfuerzo y contagiosas ganas, se sacó hace pocos meses de la chistera una editorial con un nombre sensacional, LeTour87, que previamente había aparecido en forma de revista literaria.
No contento con editar libros con títulos que llaman algo más que la atención como “Aquí se viene muy bien follado”, de Celia Blanco, o el delicioso “Los Hijos de Ulises”, de mi amigo el poeta Ángel Manuel Gómez Espada, se atreve nada menos que con la música, ya que Mario es de los que opina que ésta no es más que una excusa para adornar con melodías y bellos sonidos la poesía que encierra en sí misma.

Le conocí precisamente en la presentación en Badajoz del libro de Ángel Manuel Gómez Espada, escritor y poeta, amén de melómano reconocido, en la Librería Tusitala de Badajoz. Mario Quintana, además de analizar y debatir sobre la obra de Espada, y declamar algunos de sus versos, se atrevió a colgarse la guitarra eléctrica para acompañar con música los versos del escritor.

Aquello desde luego debió de gustarle y transmitirle sensaciones que desgraciadamente no están al alcance de todos, y en poco tiempo nos presenta una antología poética nada menos que sobre Bob Dylan.
El propio Quintana reconoce sentir fascinación por la figura de Zimmerman, y desde luego, ningún músico o melómano se atrevería a poner en duda que el cantante de “Like a rolling Stone” es una de las figuras más prolíficas e influyentes de toda la historia. Pero sí es cierto que se encuentra entre esa reducida lista de genios que para la gran mayoría no pasan desapercibidos, llegando a un punto indivisible que obtiene como resultado amor u odio incondicional.

A este valiente editor se le ha ocurrido animar a una serie de poetas para que le dediquen una antología a la figura del músico, a su obra, a todo lo que significa. En resumen, dar vida a la figura de Dylan a través de la poesía.

Pero no contento con esta gran idea se le ocurre ponerse a ensayar para realizar una gira de presentación por toda la región extremeña en la que, además de contar con la colaboración de algunos de los poetas que le dedican sus versos, se cuelga de nuevo la guitarra junto a la cantante M. José Molina y algunos músicos amigos para recitar, a la vez que versionar, las míticas canciones del viejo Bob.


Reconocerán que no estamos hablando de un editor convencional, sino de un artista que vive por y para la cultura, e incluso cual generoso amigo derrocha cantidad de tiempo, esfuerzo y dinero para obsequiarnos siempre de manera diferente y original.

Lo más grande de todo es que Dylan solo será el principio, ya que Hey Bob! se engloba dentro de una colección llamada Tête de la course (Que maravillosa regresión continua a aquellos veranos con Perico Delgado e Indurain) que irá ligada a grandes mitos del arte y la música en particular.

Cabe adelantar que los próximos números serán dedicados a nada menos que artistas como Amy Winehouse o John Lennon, y como los amigos de esta revista conocen mi debilidad por el más grande de los cuatro de Liverpool, quiero adelantar que gracias a Mario Quintana trataré de convertirme por primera vez en poeta para tratar de expresar mi amor al autor de la más grande y dulce canción de la historia de la música. Sí, naturalmente me refiero a “Strawberry Fields Forever”.

Les confieso que cuando supe de Mario Quintana, y fui consciente de su impagable esfuerzo y ganas contagiosas por propagar la cultura, le dediqué un adjetivo que suelo utilizar con muy poca frecuencia, pues no son muchos los llamados a merecérselo:
Eres un puto héroe- Le dije admirado. Ulises era un héroe- Contestó él… Nosotros somos insensatos.

Amigos melómanos, quédense con este nombre, Mario Quintana: Escritor, poeta, editor… y aprendiz de músico e insensato… que como le ponga las ganas que le pone a todo, igual dentro de algunos números de LaCarne Magazine dedicamos la portada a su primer disco en solitario.

La gira de presentación comenzó el pasado 25 de Junio en Mérida en el Metabar. Continúa en Badajoz en Dulce Locura el 9 de Julio, y en Cáceres los días 18 y 26 del mismo mes en Psicopompo y Los 7 Jardines. Ya mantendremos informados a nuestros lectores de nuevas fechas a través de nuestra web.
Una suerte para la cultura extremeña, y en la parte que nos toca, música extremeña, que Mario Quintana no se marche de nuestra región en busca de mejores ayudas para sus ideas, que seguramente serían mejor recibidas en otros paraderos.

Pero tenemos suerte, ya que el propio Mario insiste en que este es un proyecto: Por y para Extremadura. Que así sea… y que ustedes lo apoyen y lo disfruten.

Verkeren. Pudo ser Miss Mundo


VerkerenVERKEREN  (Barcelona)
DISCO: Pudo ser Miss Mundo (2014)
TEMAS: 10
WEB: http://www.verkeren.com
Da gusto comprobar cómo podemos seguir disfrutando de refrescantes y sorprendentes sensaciones pop de manos de un grupo como Verkeren, que nos ofrece en Pudo ser Miss Mundo(2014) un total de diez canciones pop, o en ocasiones electro-pop o pop más bailable, en donde cualquiera podría detectar influencias de grupos que podrían ir desde Fangoria(pero con buena voz) a Dorian, pasando por los mismísimos Pet Shop Boys.
Un total de diez canciones que aunque no todas brillen a la misma altura si bien no desmerecen esas ganas de buscar una canción pop bonita y casi perfecta. La intro “Que nunca se haga de día” es sin duda una de las canciones destacadas del LP junto con “Laberinto”, en la que además de desgranar su lado más bailable y conseguir estribillos grandiosos, nos ofrecen breaks de batería espectaculares, como ese corte tras la primera estrofa en la canción de apertura o los timbales a contratiempo de “Laberinto” antes del segundo estribillo, sin desmerecer por supuesto una estupenda línea de bajo durante toda la canción.
También existe hueco para canciones más pop como la deliciosa “Vuelva usted mañana”, y para deleitarnos con guitarras y melodías que nos acercan a grupos como La Habitación Roja en la brillante “Dejaré que seas tu”.
VAN SOBRAOS EN: Sonido pop, delicioso y bailable. El virtuosismo musical destaca especialmente en excelentes bases bajo-batería.
LO QUE YO CAMBIARÍA: En un grupo que tiene tan claro lo que busca es difícil cambiar algo, pero esas ganas de perpetrar canciones pop deliciosas no deberían significar renunciar a algún tema más denso y oscuro. Nivel interpretativo y talento sobra.
LA SENTENCIA: Sin duda uno de los mejores trabajos nacionales que han llegado a mis manos en los últimos tiempos. Funcionaría en cualquiera de las tres últimas décadas.