Don de Loch Lomond

Don de Loch Lomond

miércoles, 7 de enero de 2015

Los Ganglios. LUBRICANTE sí, PORC supuesto

Rafael Filete, Xoxé Tétano y Leli Loro...  El grupo más increíble, irrepetible y original del momento.
A comienzos de la denominada década del 2000 Internet aun no había supuesto la necesaria revolución que demandaba el demacrado mundo de la música. El mercado discográfico, anclado aun bajo el yugo de los 80 y 90, permanecía ajeno a la por entonces tímida amenaza de la piratería, los precios seguían desorbitados y muy pocos eran conscientes de lo relevante y práctico en que La Red podía llegar a convertirse.

A los superventas comerciales arropados por radio fórmulas como podían ser La Oreja de Van Goth o Estopa, iba a sumárseles en breve un sin fín de productos recién salidos de un programa de televisión, Operación Triunfo, que sin duda consiguirían reventar y saturar el mercado discográfico hasta que la burbuja explotó con contundencia en la nariz de más de una poderosa discográfica y distribuidora.

Sin embargo no pocos héroes se atrevían por aquellos años a inmiscuírse en los confusos y oscuros caminos de Internet, desarrollando sus propias páginas y sitios web, incluso animándose a crear sus propias canciones en sonido midi, lo más in y moderno por aquella época.

Recuerdo que Los Left Brothers fuimos de los primeros en tener nuestro propio espacio, y aun así, cuando ni siquiera existía aun una tarifa plana, ya contábamos con nuestra propia web, con correo electrónico, foro de discusión, fotos, novedades y contactos para contratación. El responsable era nuestro bajista, Adolfo Campini, que fue quien nos enseñó a muchos a principio de los 90 qué demonios era aquello de Internet y el amplio e inagotable abanico de posibilidades que ofrecía más allá de innumerables culos y tetas.

Precisamente fue Campini, siempre al tanto de las novedades en el particular mundo virtual, quien en una fiesta de la época, con la premeditación y alevosía propia de unos veinteañeros que solo pretendían pasarlo bien, nos descubrió a un artista tan sorprendente como inesperado en aquellos momentos de inestabilidad musical. Se hacía llamar XoxéTétano, y por lo que sabíamos era de Montijo. Ofrecía unas creaciones que a la primera escucha resultaban algo desconcertantes, pero que si embargo, ya destacaban por su peculiar sentido del humor

"¡AY Robocó Robocó!" .... increíble, inolvidable e insuperable tema de Xoxé Tétano..... cómo se le ocurriría!!!!
 

He de reconocer, que como la mayoría, la primera vez que escuché: "Ay robocó robocó" pensé que el tal Xoxé Tétano estaba como una puta cabra, pero aun así pasamos una noche divertida e irrepetible, y bailamos y nos reimos mucho con "el Pedro Blas", "Mis Badajoz", "Motín de Esquilache" y "La guapa y los Ninjas". 

Todas aquellas canciones incluían el nexo común del humor surrealista y sus letras captaban poderosísimamente la atención del personal, quien las coreaba al unísono una y otra vez.

Poco a poco fuimos descubriendo en aquellas canciones detalles que a la primera escucha e inmersos en la farra y el cachondeo se nos escapaban. A todos nos encantaba la voz en off perteneciente a la película de Robocop, en especial ese "Televisión fuera" que junto a la programación de batería machacona abría el tema estrella, con la colaboración inestimable nada menos que de Manuela Roque como voz principal. El bajo de la canción, grabado con guitarra española nos pareció soberbio y realmente imaginativo, por lo que comenzamos a preguntarnos si bien aquel supuesto majara no se estaría cachondeando de nosotros demostrando ser mucho más inteligente e irónico de lo que creíamos en un principio. Me prometí no perderle la pista, y he de reconocer que aunque lo hubiera pretendido me habría sido imposible.

El tiempo nos fue demostrando que efectivamente lo de Xoxé Tétano no era sino el germen de lo que algún día sin duda sería un proyecto más que relevante en el panorama musical. Primero con Puctum y finalmente con Los Ganglios se gestó una de las formaciones más originales, atrevidas, diferentes, innovadoras, frescas e inclasificables del momento. En Rafael Filete y Leli Loro, Xoxé tétano ha encontrado el complemento perfecto a su innegable ingenio e inteligencia, amén de un pequeña PYME familiar.

Insisten en que últimamente los tres trabajan más juntos que nunca, y desde luego no se puede negar que dicha unión ha ayudado en la consecución de un sonido más definido, limpio y pulido, con más calidad, preocupado de una producción sonora mas sin detrimento alguno de ironía, surrealismo o sentido del humor en sus letras.


A Los Ganglios no puede definírseles como un grupo de música convencional, pues es innegable que lo suyo es un proyecto audio-arte-visual en toda regla, en donde una canción, un video, un cómic, una foto (véase "Viejo sátiro hipertenso") o una ilustración no hacen más que complementarse y enriquecerse formando un todo único en el tiempo.

Lo de Los Ganglios es algo parecido a disfrutar con una película como El Padrino, que te agarra por los huevos y te anima a conocer la novela, la cual te aporta aun más datos y entretenimiento provocando esa fascinación y frikismo que solo consiguen determinadas obras de arte.

Cualquiera que trate de buscar explicación a Los Ganglios, de entender lo que hacen, o de vislumbrar más allá de por qué hacen lo que hacen y como lo hacen, está perdiendo un tiempo precioso que debería aprovechar en disfrutar y divertirse con ellos.

Si hay algo que no se entiende es cómo ha tenido que pasar tanto tiempo para que llegaran a nuestras vidas. De Xoxé Tétano, Rafael Filete y Leli Loro se desprende que son personas instruídas y cultas. Ostentan una educación y una cultura que sin duda se refleja en sus letras. Algunos opinan que han nacido tarde y que sin duda hubieran sido abanderados de la famosa "Movida" de los 80. Quien suscribe sin embargo piensa que no han podido nacer en mejor momento, sin pasar por alto que todos aquellos artífices ochenteros no le llegan a estos tres ni a la altura de los tobillos.

Aunque quizás su mayor obra conjunta sea el tema-videoclip "¡HAY!" (con una increíble y sorprendente producción que ya quisieran muchos grupos superventas) "LUBRICANTE (GorDiscos 2014) es sin duda el mejor LP de Los Ganglios.




Aunque algunas canciones no sean nuevas se agradece sin embargo la mejora y la pureza en el resultado final, con sorpredentes giros vocales de Xoxé en la anteriormente citada "Viejo Sátiro Hipertenso", las nuevas programaciones de "LOL" y "Yayo Humberto" o el espectacular bajo de "Gafas de Aluminio Telefunken".



Buena parte del disco denota un entrañable homenaje continuo a los años 80, Así se desprende en temas como "VHS" en donde además del famoso ritmo de teclados de aquellos "Casio" que casi todo teníamos en casa se intuye una melodía pareja a aquellas series de animación japonesas a lo Comando G.




"Infocreación" no es más que un homenaje a sí mismos, a su manera de entender el arte y la música con cortesía final para The Beatles y el "I Am The Walrus" de Lennon


Pero sin duda es en temas como "Al Final" con colaboración de Lorena Álvarez, o "El Quijote P" en donde el grupo resalta su faceta más gamberra y tronchante. 

"Al Final" podría sonar incluso en Los 40 principales, pues deja a la altura del betún a engendros pasados como Fresones Rebeldes, Meteosat, La Monja Enana o Chico y Chica. "El Quijote P" sin duda es una perita en dulce que Alaska y Nacho Canut tratarán de hacer suya para Fangoria en cuanto le echen el ojo.

Pero sin duda "En Noruega", "Babieca Hiede" y "Calvario" se convierten en las canciones estrellas del disco. No sabría si "En Noruega" (letra sublime) existe influencia de Los Chunguitos o del grupo Ska más famoso del momento. "Babieca Hiede" es sencillamente una obra de arte surrealista, y "Calvario" es una canción dura y sentida aunque con momentos hilarantes, un viaje en el tiempo que muchos haremos desde el futuro, y que algunos que vamos perdiendo pelo también sentimos al escucharla "en la garganta un bolo de angustia difícil de tragar".


Como postre dos detalles más del sentido del humor surrealista del que hace gala esta banda: "El Canario", un breve y divertido corte sobre las casualidades y tópicos de amigos canarios y el palíndroma "Señor goloso logroñés" en texto y música, que especialmente los amantes del vinilo disfrutarán con aquello de escuchar el disco dándole con el dedito para atrás.

Todo esto es un formato vinilo + CD, con mezcla y masterización de Pepe Coca que hará las delicias de sus seguidores más incondicionales, aunque sigo pensando que el formato perfecto para este grupo no existe, quizás un libro+DVD+CD+Cómic+Book de fotos+Ilustraciones+Carteles sería el perfecto para intentar canalizar tanta genialidad junta.  

Xoxé Tétano ha dejado caer que últimamente están sintiendo la llamada del Rap. Acabo con una frase de mi abuela de la que sin duda estos genios serían capaces de transformar en otro de sus éxitos: "No te digo ná y te lo digo tó".


http://www.lacarnemagazine.com/