Don de Loch Lomond

Don de Loch Lomond

viernes, 27 de diciembre de 2013

El anónimo de Michael Small Wall

Don Miguel Murillo, o si lo prefieren Mr. Michael Small Wall


En la reciente y atronadora jornada de Nochebuena, los lectores que aun disfrutamos con columnas que aportanalgo de afable literatura a la prensa, tuvimos la fortuna de encontrarnos con el artículo "Anónimo", de Miguel Murillo. En él, el autor de "Perfume de Mimosas" se dirige en una conversación de tu a tu al autor que le hizo llegar una carta anónima cargada de mala leche y peor café, con tentativa de reproche y desagradable comparación de muy complicada amnistía.

Como imaginarán, nunca me ha gustado el tufillo que desprenden quienes amparados cobardemente bajo la máscara del anonimato se creen con derecho a escupir las verdades o mentiras a la cara sin la educación y el decoro que exige tratar con un ser humano, máxime si encima el blanco de las supuestas críticas es una personalidad como el Director del Consorcio López de Ayala, Medalla de Extremadura, además de un importante autor teatral.

Nunca me atrevería a afirmar que reírse del prójimo pueda considerarse como un ejercicio recomendable, pero el autor de "Pájaro de Plata" castiga severamente al enigmático autor ridiculizándolo de la manera más contundente, que no es otra que mostrándole la diferencia abismal que existe entre ambos: La rúbrica al final del texto de cada escritor. Lo hace además con una elegancia que duele y truena con casi más violencia que un "Bachibozuk" o "Marino de agua dulce" del viejo Capitán Haddock.

No esperaba menos de una celebridad que derrocha tanta personalidad y carácter. Recuerdo hace algunos años otro de sus artículos donde se despachaba de idéntica forma y a gusto con un matrimonio pacense con los que coincidió en Madrid, y tuvieron la osadía de soltarle a la cara sin anestesia y sin nada que aprovechaban su estancia en la capital para ir al Teatro debido a la ausencia de obras importantes en la localidad pacense. Don Miguel Murillo les sacó algo más que los colores al mostrarles que las obras a las que pretendían acudir hubieran podido disfrutarlas en el López de Ayala unas semanas antes y por bastante menos dinero.

La ignorancia es atrevida y peligrosa, pero puede corregirse con el tiempo, por lo que espero que este matrimonio catetillo y huidizo de las artes escénicas locales , o el incógnito autor de la carta sin firma puedan aprender y sacar una lectura positiva de alguien a quien se le aprecia también su faceta de maestro.

La primera de las varias ocasiones en las que tuve que tratar con don Miguel se remonta al año 97. Con un morro y un descaro que solo puede tenerse a los 18 años, mis compañeros de grupo (Violent Popes) y un servidor nos presentamos en su despacho sin más credenciales que una maqueta grabada en casette y unas locas ganas de actuar en el López de Ayala. En lugar de llamar a seguridad, Miguel Murillo nos recibió, nos atendió y nos prometió que escucharía la maqueta y que ya veríamos qué se podía hacer.

Candi y Alfonsito "La Candi2 Banda"

Lo que son las cosas, poco después nos llamó. La Terraza del López volvía a abrir sus puertas 30 años después, y para ello había escrito un espectáculo de inauguración, "30 años no son nada" que presentaría "La Candi2Banda" la cual actuaría como mediadora entre dos grupos musicales, "Los Playboys" habituales de la Terraza del López en los 60 y un grupo de los 90, nosotros, los "ViolentPopes", que caíamos como anillo al dedo.

Casi sin darnos cuenta no solo conseguimos actuar sino que éramos parte de una obra tan divertida, como alocada y diferente. Fue una bonita experiencia de la que nunca olvidaré cómo me descuajaringué de la risa cuando el director de La Candi, Cándido Gómez, mencionó a viva voz al autor de la obra, en inglés, para darle más categoría: "¡Michael Small Wall!"

Reconocerán que tiene gracia. "Michael", Miguel en inglés, "Small", pequeño y "Wall", muro. Pequeño muro por Murillo no se si etimológicamente será acertado pero nos echamos unas risas y siempre se me viene a la cabeza cuando coincido con él.

Recuerdo precisamente que cuando le conté esta anécdota a su amigo, el recientemente desaparecido Javier Leoni, este también se mondó de la risa. Trabajé durante un año como secretario para Leoni, otro genial escritor, extraordinario actor mas desastroso administrativo, en sus oficinas de Al Suroeste Teatro, y ambos colaboraban constantemente, algo que me otorgaba la posibilidad de volver a encontrarme con Miguel Murillo.


Leoni y su amigo Miguel Murillo

En algún descanso en la oficina en épocas de menos trabajo disfrutaba obras de Miguel como "Armengol" o "El Ángel de la Luz". Recuerdo que Miguel Murillo insistió en que Janita Salomé era el más apropiado para componer la música de la obra, y así, gracias a él, descubrí al cantante portugués de "Vinhos dos amantes" que me maravilló.



Seguiré leyendo a Miguel Murillo siempre que pueda, porque ya sea en una obra, en un artículo, o en un comentario cuando coincidimos en los estudios de La Ser, el paso del tiempo me ha demostrado que aprendo cosas buenas de él. Incluso me atrevería a afirmar que nos parecemos en algunas cosas. De lo más negativo, como una carta anónima, Miguel Ha sacado en limpio un artículo excelente y una dulce venganza. Quien suscribe un post para su blog amén de bonitos recuerdos a la sesera. Ambos somos como "el Imbécil", el hermano pequeño de Manolito Gafotas, por aquello de que siempre le sacamos partido a la desgracia.

lunes, 23 de diciembre de 2013

La Juventud


Algunos lo llamaban La Oje, otros La Paz, Santa Marina o las pistas de Pardaleras. Yo siempre me referí al complejo polideportivo de la calle Stadium como ‘La Juventud’.



 El lugar perfecto para acudir un viernes después de clase o los sábados por la mañana a jugar al baloncesto, al fútbol sala, incluso al tenis, donde a lo mejor si tenías suerte, podías disfrutar de un descanso mezclándote entre el público del partido de los juveniles del Flecha Negra. 

Nunca se me ocurrió mejor lugar para pasar las interminables jornadas de verano. Recuerdo con cariño aquel enorme campo de tierra donde debuté como líbero del ‘Héroes de Cascorro de Santa Marina’, contra aquel ‘Flecha Negra’, legendario equipo local del que al año siguiente también ostentaría el honor de sudar su camiseta.

En aquellas pistas, una gran parte de mi generación aprendió todos los valores humanos que sin duda inculca la práctica del deporte, y muchos comenzamos a sentir poco a poco el importante paso de niño a hombre cuando nos entraba el cosquilleo en el estómago, al comprobar cómo las niñas del Santo Ángel se aproximaban a las gradas, cuchicheando entre ellas, aun vestidas con su uniforme, mientras nos sonreían o jaleaban para hacernos notar que estaban allí únicamente por nosotros. 

La foto de Vicente Arnelas que publicó este periódico el pasado miércoles 18 de diciembre, es una instantánea desoladora que jamás tendrían que haber contemplado estos mismos ojos que antaño creyeron presenciar lo más cercano al paraíso de la juventud y el deporte.

Pretendíamos hace dos días ser la Capital Europea de la Juventud cuando cada día en esta ciudad destruimos con toda impunidad lo poco de juventud que aun se mantiene en nosotros. 

No sé, y si les digo la verdad, ni siquiera me importa, en que diablos se convertirá aquel infierno de escombros que sobrevive a un recuerdo tan hermoso de mi adolescencia, pero yo siempre recordaré ‘La Juventud’ con la misma nostalgia y alegría con la que John Lennon recordaba ‘Strawberry Fields’, lamentando, eso sí, que ninguno de nuestros hijos podrá revivir ni uno solo de aquellos maravillosos recuerdos al convertirse en adultos, ni siquiera cerrando los ojos, como en la dulce canción de mi beatle predilecto.

Publicado en Diario HOY el 23/12/2013 

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Enrique Falcó en Minutos de Gloria (El Sol sale por el Oeste)


Ha sido un gustazo volver a los estudios de "Canal Extremadura Radio" en Badajoz para participar en el espacio "Minutos de Gloria", que presenta y dirige mi amiga Gloria Durán dentro del Programa "El sol sale por el Oeste", con el que tanto he colaborado en anteriores ocasiones.

La entrevista ha sido muy amena y ha resultado divertida y especialmente agradable. 

Además de conocer por fin en persona a Gloria Durán he vuelto a saludar a Ana Gragera a través de las ondas y también he podido pasar unos minutos con alguien con quien siempre me obligo a mantener una agradable charla cada vez que acudo por estos estudios, el gran José María Da Silva.
Gloria Durán y Enrique Falcó en "Minutos de Gloria"

En la entrevista hemos hablado de mi pasión por la escritura, por Tintín y de mi intervención en la Mesa Redonda "Literatura y Prensa" de hace algunos días en la Biblioteca de Extremadura.

Dejo a vuestra disposición el audio del programa, la entrevista comprende desde el minuto 26 al 41 más o menos.

Desde las lineas de este humilde blog mi agradecimiento y saludo a Gloria Durán, el equipo de "El Sol sale por el Oeste" y a "Canal Extremadura Radio", donde me demuestran constantemente que soy más que bienvenido.

Minutos de Gloria (18/12/2013) entrevista a Enrique Falcó. desde el minuto 26 al 41.

Genco Pura, Jartum y el Último Don... de Loch Lomond

Enrique Falcó. Mitómano

El enterrador Amerigo Bonasera solicitando a Don Corleone justicia
El enterrador Amerigo Bonasera solicitando justicia a Don Corleone
Siempre he sido de ese tipo de personas a las que no hay que tocarles las palmas para animarle a hablar de cosas que le vuelven loco. 

Cuando algo me gusta, me gusta, pero de verdad. Ustedes ya me entienden. Ya sea un grupo musical, una película o un libroSi algo me apasiona, me vuelco en ello con total desenfreno en busca de información, en conocer su propia y noble historia, y en todas las circunstancias que lo rodean
.
No comprendo a aquellas personas que tras el visionado de una película olvidan con gran facilidad su argumento a los pocos días, máxime si se trata de una película como El Padrino, del gran Francis Ford Coppola, que estos días cumple nada menos que su 40 aniversario.

A pesar de mi prodigiosa memoria, ya la conocen, no consigo recordar en qué año exactamente me derretí ante el VHS con una de las mejores películas de la historia. La otra es El Padrino 2, cuya extraordinaria calidad hace bueno el dicho que asegura que, aunque nunca segundas partes fueron buenas, ha de existir de igual forma la necesaria excepción que confirme la regla.

Les confieso que siento cierta envidia, a la par que gran perplejidad, cuando me encuentro con el interlocutor de turno que reconoce no haber visto aún una de las películas más grandes de todos los tiempos. La perplejidad está clara: ¿cómo es posible que dicha película no sea cuanto menos obligatoria de visionar para obtener por ejemplo, qué se yo, el Graduado Escolar

La envidia también está justificada. ¡Moriría por volver a experimentar de nuevo aquellas primeras sensaciones que solo se obtienen con el primer visionado! Al igual que con la primera lectura de la novela.

Un extraordinario Robert de Niro interpretando al joven Vito Corleone en una de las más increíbles interpretaciones de la historia del Cine
Un extraordinario Robert de Niro interpretando al joven Vito Corleone en una de las más increíbles interpretaciones de la historia del Cine
Siempre he asegurado públicamente, y ya escribí sobre el asunto en alguna ocasión, que el buen cine y la exquisita literatura deben viajar constantemente de la mano, ayudándose uno a otro, complementándose incluso, promocionándose ambos como uno solo, sin olvidar la obviedad de que ambos son lenguajes, pero lenguajes distintos.

Tuve la suerte de saberme casi de memoria la trilogía de El Padrino antes de que la novela de Mario Puzzo cayera en mis manos. Como comprenderán, Don Vito Corleone siempre permanecerá en mi memoria (y seguramente en la de todos) con la imagen de ese Marlon Brando triste y cansado, con sus enormes «babuchas», su pausado diálogo y su desgastada voz.




La película es completamente fiel a la novela, aunque centrada sobre todo en lo referente a la familia Corleone.

el productor Woltz aterrorizado tras encontraar en su cama la cabeza de su malogrado caballo Jartum
el productor Woltz aterrorizado tras encontraar en su cama la cabeza de su malogrado caballo Jartum
No obstante, es muy interesante profundizar en algunos personajes a los que la cinta de Coppola no otorga el mismo peso que en la novela, como pueden ser los del cantante y actor Johnny Fontante, algo así como una parodia de Frank Sinatra.

No deja de resultar algo curioso las similitudes entre el ficticio ahijado del Don y el famoso intérprete de ‘New York’.

Ambos están relacionados, aunque sea indirectamente, con el mundo de la Mafia. Coinciden en los espantosos trajes blancos, y gustan los dos de cantar canciones ñoñas y romanticonas, que seguramente son las que consiguen que sin ser precisamente unos dandis, sean merecedores del deseo de las mujeres de todas las edades.

La historia de Luca Brasi también obtiene un cariz especial, así como las innumerables referencias al mundo del cine y de los casinos, donde está claro que Mario Puzzo se mueve como pez en el agua.


Y si no se lo creen no dejen de leerse otra de sus grandes novelas, El último Don, que fascinará a los amantes de los entresijos del cine y del juego. Desde que vi por primera vez El padrino, la palabra «don» se incorporó a mi vocabulario, y pasó a ser algo más que un regalo o presente, o una habilidad, bastante más que un tratamiento de respeto que se antepone a un nombre.


«Respeto». Esa es la palabra. El respeto es muy importante en El Padrino, como en todas las novelas o películas sobre la Mafia. Siempre han acusado a Coppola de otorgar a la película un magnetismo especial que dota de un gran atractivo todo lo referente a los gánsteres y el crimen organizado.


Qué quieren que les diga. Qué seguramente es cierto. ¿Quién no soñaría ser uno de aquellos respetados hombres, con sus elegantes trajes al mando de su propia familia, sin doblegarse ante los poderosos y con un código propio de honor? Ya saben ustedes, mis desocupados lectores, que el título de mi blog (y del que será mi primer libro) llevan el título Don de Loch Lomond.


Lo del Loch Lomond creo que ya ha quedado claro, pues se refiere al más bello y dorado de los licores de malta, al preferido por el viejo Capitán Haddock. El «don» que le antecede no es más que un antiguo arcaísmo que viene a significar algo así como «ofrecido por, o patrocinado por». Pero no puedo engañarles. Lo elegí también por su sonoridad y todo lo que denota y connota a los que sienten fascinación por todo este mundo.

El famos aceite, tapadera de los negocios del Don
El famos aceite, tapadera de los negocios del Don
No hará falta que les recomiende la novela, así como las películas. Gracias al cielo existen más partidarios de la saga que detractores.

Si son grandes aficionados seguro que han sonreído ante el título de esta tribuna, y no es necesario explicar qué es eso del ‘Genco Pura’ o quien es el malogrado ‘Jartum’.

Al que piense que somos unos frikis que se pregunte qué es lo que tendrá una película o novela para volvernos tan locos con ellas. Les haré una oferta que no podrán rechazar

Háganse de estas, y disfrútenlas dichosos, preguntándose cómo han podido estar 40 años de su vida sin ellas. Desoyendo los consejos de Don Corleone, (‘Los demás nunca han de saber lo que piensas’) hoy no he podido resistirme a mostrarles mi devoción. Pero les aseguro que no es nada personal, solo son negocios.


Publicado en Diario HOY el 18/03/2012

Todos los detectives quieren ser Flanagan

Enrique Falcó. Sabueso Lector
Los 12 tomos de Flanagan de mi biblioteca. Indispensables para el menda.
Los 12 tomos de Flanagan de mi biblioteca. Indispensables para el menda. FOTO: Enrique Falcó
Parece ser, y este artículo así lo certifica, que se está convirtiendo en tradición que cada año, con motivo de la Feria del Libro, les recomiende algún ejemplar que de una u otra manera ha sido importante en mi vida. Si no recuerdo mal les he hablado de "El perfume", "Corazón" o "La Venganza de Don Mendo". ¡Casi nada!

A la hora de hablarles de libros, o más bien, recomendarlos, me gusta siempre encaminar mis propuestas hacia los más jóvenes, por aquello de que son quizás quienes más lo necesitan. 

Ya les he narrado en multitud de ocasiones que sufro cuando algún coetáneo de generación me confiesa que no ha disfrutado jamás con un cómic de "Tintín", "Astérix" o "Mortadelo"Que no ha visionado la Trilogía de "El Padrino" o escuchado a "Los Beatles". Que no se ha entretenido y a la vez aprendido historia de España con "El Capitán Alatriste" o no se ha desternillado de risa con "Las Memorias del Marqués de Sotoancho" o "Manolito Gafotas". Sufro, de verdad, y jamás en silencio como las hemorroides.

¡No puedo creerme que existan quienes puedan perderse todo eso! Es como si tuviera la sensación de que no han vivido tan plenamente como quien suscribe, como si les faltara algo importante para ser felices en la vida. Por eso esta recomendación es principalmente para preadolescentes, adolescentes, o jóvenes sin más, y para ustedes, amigos, hermanos, tíos, padres y abuelos de éstos, para que se los recomienden y regalen en cumpleaños o cualquier día sin mediar excusa o pretexto alguno.
Los padres de la criatura: Andreu Martín y Jaume Ribera. Ambos poseedores de un don inigualable para la escritura y una juventud imperecedera y eterna.
Los padres de la criatura: Andreu Martín y Jaume Ribera. Ambos poseedores de un don inigualable para la escritura y una juventud imperecedera y eterna.
Hoy no les hablaré de un libro, sino de 12. Me estoy refiriendo ni más ni menos que al genial detective Flanagan

Toda una saga, que esconde entre sus páginas altas dosis de humor, aventura, intriga, acción, amor y ¿por qué no? Algo de sexo. Contenidos imprescindibles para una buena novela juvenil.

Aunque habría que señalar que a Andreu Martín y Jaume Riberapadres de la criatura, no les gusta esa etiqueta, pues consideran, al igual que mi menda, que después de todo son de género policiaco, y marcarlos tan descaradamente como novela juvenil consigue distraer la atención de muchos adultos aficionados a éste género, algo que no ocurre con los libros de la pareja de autores en otros países como Alemania. Aun así es inevitable afirmar que nos encontramos ante un personaje con gran potencial que puede transmitir al joven lector esa desmedida y necesaria pasión por la lectura que tanta falta hace en este país.

Fue en primero de BUP, en el 93 o en el 94, cuando mi profesor de literatura nos encargó la lectura y posterior trabajo de "Todos los detectives se llaman Flanagan".

El encargo tornó desde las primeras páginas a lectura de placer, pues me enamoré de un plumazo del personaje que narraba sus aventuras en primera persona, y del singular mundo que rodeaba a ese muchacho, de mi misma edad, y que solucionaba casos de pacotilla mientras se mezclaba en un peligroso mercado de robo de bebés (tema más de actualidad que nunca) y a la vez tenía tiempo para enamorarse de dos chicas, tan hermosas como diferentes, y mostrarnos las peores y más peligrosas zonas de Barcelona hasta los barrios más pijos, y todo ello sin perder nunca el sentido del humor.
En este primer contacto descubrí que Flanagan había nacido unos años antes, con la premiada obra "No pidas Sardina fuera de temporada", en la que el tráfico de drogas, las redes de pederastia o incluso las tribus urbanas se nos presentan de un modo tan real y natural como la vida misma. Desde entonces, y ya han pasado años, no dejo de esperar la siguiente aventura de mi detective favorito.

Los dos hemos ido creciendo desde entonces, aunque yo bastante más rápido que él. En su primera aventura, Juan Anguera, alias Flanagan, cuenta con apenas 12 años, y en "Flanagan Flashback", la última de ellas publicada en abril de 2009, aquel preadolescente culmina su historia con una fiesta sorpresa organizada por su novia para festejar su mayoría de edad. En dos días cumpliré 34 años y espero impaciente su nueva aventura. Y es que Flanagan me ha dado mucho.

Flanagan me enseñó a tomarme las cosas con sentido del humor, a reírme de mí mismo, a contar siempre la verdad, bien quedando como un héroe o a la altura del betún.  A reconocer que la vida no es siempre justa pero que existen momentos en que uno tiene que declinarse a un lado u otro de la balanza y apechugar con sus actos

Flanagan ha madurado mucho, y con él también sus lectores. Incluso se ha atrevido a hablar de su vida sexual, y compartir con nosotros su primera vez. De enseñarnos que el sexo es algo muy importante y no ha de tomarse a la ligera. ¡Que bien nos hubiera venido a los treintañeros de hoy  "El Diario Rojo de Flanagan" unos diez años antes!

Un ejemplo de los varios idiomas en que se han traducido las aventuras de mi querido Flanagan
Un ejemplo de los varios idiomas en que se han traducido las aventuras de mi querido Flanagan
Su manera de entender la vida, la justicia, la sociedad o las mujeres ha evolucionado, como la de cualquier joven equilibrado y sensato que exprime la vida y la disfruta de ella como si cada minuto fuera el último. 

Quien suscribe, sigue siendo en el fondo el niño que quiso ser Flanagan. Un detective real, de los de verdad, un chico normal y corriente, y no aquellos tipos duros, solitarios y alcoholizados, rodeados de mujeres fatales. Tan lejanos, tan inalcanzables. 

En el fondo todos los detectives quieren ser Flanagan, Juan Anguera, un personaje que algún día estudiarán (ya lo hacen muchos) nuestros escolares.

Hace ya muchos años que dejé de comprar sus libros amparándome en las típicas excusas (qué si es  para mi hermano pequeño, o para mi sobrino). El propio Jaume Ribera fue quien me convenció en un foro de Internet que no había motivos para avergonzarse nunca por leer literatura juvenil aun siendo adulto, y muchísimo menos los libros de Flanagan, que como señalé anteriormente en todos los países europeos se enmarcan dentro del género policiaco. 

Ahora también gracias a las redes sociales puedo intercambiar opiniones con el mismísimo Andreu Martín. Ambos poseen la vitalidad y el atractivo del detective. En la cubierta de mi primer libro advierto a mis lectores que algún día quiero ir devolviendo a la literatura todo lo que ésta me ha dado, y como bien observarán ustedes, mis queridos y desocupados lectores, hoy, como en tantas ocasiones, voy sacándome espinas y aportando mi granito de arena en pos de tan justa y necesaria tarea.

Publicado en Diario HOY el 29/04/2012

lunes, 16 de diciembre de 2013

Suecos, chorizos y chapuzas en Cerro Gordo (Badajoz)



Los vecinos de la barriada pacense del Cerro Gordo se encuentran inmersos entre la impotencia y el aburrimiento burocrático mientras presencian como poco a poco se van levantando los suelos de sus casas.

Una muesca más en los sueños de aquellas casas destinadas a los jóvenes pacenses en ese Plan Especial 60.000 que no parecen ya ni tan asequibles, ni tan maravillosas como quisieron hacernos creer a finales de la última década.

La extinta promotora Joca Inmo se hace la sueca, algo realmente irónico cuando se presume de ser una empresa extremeña, y el Gobierno de Extremadura se lava las manos cual Poncio Pilatos de pacotilla incapaz de ofrecer una solución

Mientras tanto los vecinos del Barrio de la Independencia, haciendo honor a su nombre, se sienten más independientes que nunca, de las Instituciones de su ciudad y de su región.

Los afectados quieren soluciones que vayan más allá de una palmada en la espalda. Una vez más, para los vecinos la desolación y la incertidumbre. Mientras, los chorizos y chapuzas campan por sus respetos. ¡Soluciones ya!


Ya va siendo hora de que las Instituciones también se pongan manos a la obra.

Audio del programa 16/12/2013

domingo, 15 de diciembre de 2013

Mesa Redonda "Literatura y Prensa"


De izquierda  a Derecha Enrique Falcó, Luis Sáez, Ángel Ortiz,, Mª Isabel Pérez, Teresiano Rodríguez y M. Pecellín
Desde la aparición de la prensa escrita, su vinculación con la literatura ha sido tan constante como inevitable.

Al igual que con el cine o la música podemos afirmar con toda rotundidad que están obligadas a entenderse, casi a recorrer un camino parejo de la mano salvando como buenamente puedan las inclemencias del tiempo, o de los tiempos.

La prensa en sí misma es toda literatura. Cada día a través de las hojas de un periódico nos sumergimos en un mar helado de diferentes géneros literarios con historias reales que trascienden a seres humanos de carne y hueso.

También, como no, podemos encontrarnos con escritores que nos adelantan capítulos de sus inminentes publicaciones, o bien nos ofrecen artículos de opinión, algunos de los cuales tornan a delicias semánticas y pueden alcanzar la belleza de la rotundidad.

Así pues si tan evidente vinculación es inevitable, preguntémonos qué puede hacer la prensa por la literatura, por crear literatura. Cómo puede despertar a la musas que todo escritor lleva dentro.

En los suplementos o páginas literarias de nuestros diarios, y más del que nos ocupa por cercanía, el Diario HOY, existe una totalidad de espacio dedicado a la crítica y en menor medida algo de promoción, pero nada o casi nada que fomente la creatividad.

La crítica es importante, y más si viene de excelentes críticos y analistas como el propio Manuel Pecellín o por ejemplo Enrique García Fuentes, autores de estudios soberbios sobre la obra de otros escritores, pero no me parece tan primordial como el fomento de la creatividad, que debería ir destinada especialmente a los más jóvenes.

Unos jóvenes a los que muchos estudios se empeñan en tildar de perezosos a la hora de coger un libro, y que sin embargo devoran cientos de miles de ejemplares cuando una historia o un personaje les embauca de alguna manera en la que sin embargo muchos autores clásicos no han tenido igual suerte.




Pongamos como ejemplo los libros de Harry Potter, la saga Crepúsculo, Juego de Tronos o Los Juegos del Hambre.

Quizás habría que estudiar la posibilidad de modificar o actualizar las lecturas obligatorias en Centros Educativos, aunque este es otro debate. 

¿Cómo puede fomentar el HOY la creatividad, la creación literaria de los más jóvenes? 

Para empezar se me ocurre que ofreciendo un formato más atractivo y moderno, algo que quizás poco a poco se va consiguiendo especialmente en lo que a la edición digital respecta en detrimento del arcaico y aburrido papel.

Los periódicos no deberían estar destinados sólo a mayores de 40 años, los más jóvenes deberían de encontrar irremediablemente en él también su propio espacio.

Los blogs o bitácoras, el trato y la inmejorable cobertura que hoy.es ofrece, son quizás la aportación más positiva y adecuada a esa creación literaria. 

El blog de Carol Díaz, "Solita en Cáceres" es una prueba de ello. Muchos jóvenes se asoman a su blog para conocer las vicisitudes de su vida, y la mayoría pueden sentirse identificados con sus historias. No cabe duda que muchos de esos jóvenes atraídos por su blog acaban accediendo a otros contenidos que les pueda llamar la atención.




En los blogs del Diario HOY, algo que Ángel Ortiz ha sabido potenciar con acierto desde su llegada a la dirección, todos los lectores pueden sentirse reflejados, y si no es así se les invita a crear su propio blog, ofreciéndoles la posibilidad de otorgarle una inmejorable cobertura mediática.

La constante utilización de las Redes Sociales, los encuentros y entrevistas virtuales son también herramientas de indudable utilidad para cumplir esta doble función lúdica que ofrece entretenimiento e interactividad.

Pero no nos olvidemos del papel. Está claro que no puede competir con la edición digital ni las redes sociales en cuanto a información actualizada se refiere, por ello debería centrarse en potenciar la inclusión de nuevos articulistas y columnistas jóvenes o de espíritu joven, para que traten en sus crónicas temas donde estos pudieran ver reflejadas sus vida y circunstancias.

También es cierto que es algo que va a más, se me ocurren los ejemplos de mi amigo "El poeta" Ángel Manuel Gómez Espada, J. López Lago, Antonio Armero, Pablo Calvo o más recientemente Willy (Angel Luis) López, quien realiza un recomendable ejercicio de deleite para los aficionados al deporte, cine y literatura, combinando estas en sus escritos de manera magistral.

Pero aun así no lo considero suficiente.

Es necesario mostrar noticias que lleguen a los más jóvenes, que les emocionen, que les animen a comprar un periódico y adentrarse en sus páginas. Sin ir más lejos, la noticia de un perro herido rescatado por un adolescente que ha conseguido reunir el dinero necesario para su operación, ha estado en boca en todos los Institutos de España, muestra inequívoca del interés de los adolescentes por tan singulares noticias.

También sería positivo ofrecer la posibilidad de publicar a base de concursos de relatos, microrrelatos, cuentos, palabras encadenadas o suplementos, donde los jóvenes puedan encontrar ese punto de encuentro que demandan, y del que hoy por hoy lamentablemente no gozan.

En definitiva, menos política y economía, y más deporte, música y literatura. Y sobre todo, menos crítica literaria, y más posibilidades de publicar para los jóvenes.

¡Qué los jóvenes no se sientan excluidos! ¡Qué no haya que tener 40 o 50 años para publicar un artículo o lo que es peor, para comprenderlo!


Si mi querido amigo Tintín fuera un joven periodista de nuestro tiempo, estoy convencido de que su sentido de la responsabilidad le obligaría a acabar fundando su propio periódico para los jóvenes, y no sé vosotros, pero ¡Por el Cetro de Ottokar! yo me suscribiría aunque tuviera que recoger mi ejemplar en Sildavia, en la Isla Negra o en la mismísima luna. ¡Mil millones de mil millones de naufragios!

Intervención de Enrique Falcó en la Mesa Redonda "Literatura y Prensa" el 13/12/2013 en la Biblioteca de Extremadura (Badajoz).

jueves, 12 de diciembre de 2013

80 años de Literatura en HOY


Dentro de las actividades de las XX Jornadas Bibliográficas programadas por la UBEX, mañana Viernes 13 de Diciembre a las 12:30 H. tendrá lugar una conferencia de don Manuel Pecellín Lancharro "80 años de Literatura en HOY" a la que seguirá una mesa redonda en la que he recibido el inmerecido honor de participar. 

Esta versará sobre Literatura y Prensa, y contará con la participación de María Isabel González (Presidenta AEEX), Ángel Ortiz (Director del Diario HOY), Teresiano Rodríguez Núñez (Profesor, escritor y director de HOY durante gran parte de las décadas 80 y 90) Luis Sáez (Profesor y escritor) y por último un servidor, Enrique Falcó, quien con toda la humildad del mundo tratará de representar a la generosa y ardiente juventud, igual que mi amigó Tintín en aquella aventura que le condujo a embarcarse en un cohete hacia la luna.

La entrada es libre, y como bien apunta don Manuel Pecellín (quien moderará la mesa) es agradecida.

Personalmente promete ser una experiencia apasionante en la que espero divertirme mucho y especialmente aprender todo lo posible de las grandes personalidades con las que podré debatir. Lo dicho, un placer y un honor. Si queréis honrarnos con vuestra presencia seréis más que bienvenidos.

martes, 3 de diciembre de 2013

Cine en V.O. en Badajoz




Hace no pocos años, comenzamos a darnos cuenta que el goteo de visitas de nuestros vecinos portugueses es tan necesario como bienvenido para la economía de nuestra ciudad.

Un flujo de dinero y posibilidades de las que sin duda hemos de aprovecharnos los pacenses, mirando hacia nuestros hermanos como una continuación lógica de nuestra región, que debe sin duda trascender más allá de nuestras visitas dominicales a sus económicos restaurantes para degustar sabroso marisco, pollo y bacalao "dorao", sin olvidarnos del Beirao o ese Rosado del sur de país con el que el señor Oliveira de Figueira siempre agasajaba a su amigo Tintín.

Les ofrecemos centros comerciales, hoteles, casinos, parques acuáticos, hasta comenzamos a dirigirnos a ellos en su idioma.


Enrique Falcó y Lolo Merino en "El Mortero" en Cadena Ser

Hagamos otro esfuerzo y ofrezcámosles el cine que nos demandan, en Versión Original, una gran oportunidad para que los pacenses que amamos el séptimo arte podamos beneficiarnos una vez más de las indudables ventajas y satisfacciones que supone La Raya, la frontera más antigua y antinatural del planeta, un espacio que sirve desde hace tiempo más para unir que para separar.


Audio del programa "El Mortero" 02/12/2013





martes, 26 de noviembre de 2013

Badajoz Capital Europea de la Juventud 2016


Badajoz no ha sido finalmente nombrada Capital Europea de la Juventud 2016. Nuestro alcalde, Javier Fragoso aplaudió y alabó el esfuerzo de la candidatura, mientras Celestino Vegas insiste en que habrá que volver a intentarlo de forma más sólida.

Los que aun seguimos siendo jóvenes, pero no olvidamos, nos preguntábamos cómo era posible que Badajoz pretendiera ser Capital Europea de aquella Juventud a la que siempre ha dado la espalda.

Una ciudad que ha perdido grandes deportistas, actores, escritores o músicos a cambio de hacer bandera del botellón no puede pretender ser Capital Europea de nada.


Faciliten a nuestros jóvenes las posibilidades reales de satisfacer sus deseos e inquietudes, ofrezcan alternativas y facilidades para su ocio, emancipación y el cultivo de su espíritu, y si aun así no nos eligen como Capital Europea de la Juventud, al menos nos resarciremos con el siempre satisfactorio sentimiento que supone cumplir con nuestro deber y el trabajo bien hecho.

Audio del programa 25/11/2013