Don de Loch Lomond

Don de Loch Lomond

miércoles, 25 de febrero de 2015

El Viaje de Rose. (El Viaje de Rose 2012)

EL VIAJE DE ROSE  (Extremadura) por Enrique Falcó
DISCO: El viaje de rose (2012)
TEMAS: 12
WEB: http://www.elviajederose.es

Aunque entre las influencias de los miembros de los extremeños El Viaje de Rose puedan apreciarse diferentes estilos, sin duda catalogaría a la banda como un grupo puro de música pop con pinceladas blues y funkys.


12 temas en donde la cantante y guitarra Ana Isabel Broncano, y el batería Daniel Cardiel Olivera se reparten la autoría, aunque sin duda todo el grupo participa en los arreglos.

Se agradece que una vez más un batería ayude a destruir el mito de que sean éstos los menos creativos en una banda, en la que tras la escucha del disco y el excelente directo se hacen casi imprescindibles las colaboraciones al saxo.

Destacaría especialmente temas como “Caos”, en las que sin duda la banda brilla a relevante nivel instrumental, con un rift brutal de saxo al comienzo de las estrofas y al final de la canción, y un toque funky de guitarra inmejorable, sin olvidar el texto con una frase brutalmente sincera: “… Llámame al menos alguna vez… pero no vuelvas, no vuelvas”.

Toques melancólicos deliciosos en las letras y melodías de “Tras la vida” y “perdisteis”, sin olvidar “Mi Luz”, que cumple a la perfección su función como intro y carta de presentación.



VAN SOBRAOS EN: Elegancia  y sonido meticuloso. El grupo se siente cómodo en los tiempos medios con arreglos elegantes cercanos al blues.

LO QUE YO CAMBIARÍA: Más presencia vocal de Ana Isabel. Más voces dobladas, altas y bajas con la ayuda inestimable de Daniel y el teclista David González, quienes sin duda pueden aportar más colorido a los coros. Me gustaría que poco a poco emplearan un sonido más sucio en las guitarras y ritmos más rápidos en los siguientes trabajos.

LA SENTENCIA: El Viaje de Rose se desarrolla sin prisas, a velocidad de crucero y teniendo muy claro cuales son las escalas en las que han de detenerse para indagar. Sobriedad, elegancia y clase. A seguir viajando sin prisas, pero sin pausa.