Don de Loch Lomond

Don de Loch Lomond

domingo, 19 de julio de 2015

Los Ganglios en Contempopránea 2015









LOS GANGLIOS en Contempopránea 2015. Texto Enrique Falcó.
Alrededor de 300 personas desafiamos las altas temperaturas a pesar de ser uno de los días más calurosos del año, y a las 19:30 horas ya estábamos divirtiéndonos con Los Ganglios.
Uno de los detalles más negativos que se le pueden echar en cara a la organización del Contempopránea es la de elegir a los grupos de la tierra para abrir las jornadas de conciertos. Una lástima porque Xoxé Tétano y los suyos ofrecieron un espectáculo digno de ser presenciado por miles de personas.
Aún así y a pesar de que no se encontraban muy cómodos debido a la hora, el calor (algunos contábamos por cervezas cada canción para resistir) y a que quizás ellos prefieren los recintos cerrados y más pequeños, Xoxé Tétano, quien lucía tupé y patillas a lo Elvis, mostró que además de un genio, es un showman que se mete al público en el bolsillo a las primeras de cambio.
Rafael Filete como siempre en su sitio, cada vez se hace más imprescindible con su guitarra y coros (destacando un momentazo brutal en “Babieca hiede”), consiguiendo que temas como “Mimetic Motherfucker” o “Badajoz 2222” funcionen cada vez mejor en directo.


Aunque faltaron las acostumbradas diapositivas con imágenes que potencian su actuación, contaron sin embargo con el despliegue de un fabuloso cartel de unos puños donde rezaba el lema de la banda.
No fallaron los clásicos del trío extremeño como la famosísima “Cumbia de Felix y Jacques”, que sus seguidores coreaban y bailaban encantados. “Hay” y “El subiduki” también hicieron vibrar a un público que aumentaba en cada canción. Canciones como “El regalo” ganan y emocionan indudablemente en directo. También, cómo no, protagonismo para los temas de su nuevo LP LUBRICANTE (2014) como “Calvario” (sniff), momento en el que las chicas aprovechan para hacerles carantoñas a su calvo o “Al final”, en donde La Señorita Scaravilli suple a la perfección los roles de Leli Loro.
Imperdonable una vez más que no nos obsequiaran con clásicos como “El tendedero” o “Ay robocó robocó”, pero todo se le perdona al grupo, que sin duda ha logrado reunir a más público a tan temprana hora en toda la historia del festival (y os lo cuenta uno que ha tocado cuatro veces, siendo en tres de ellas el primero de la jornada).
Al final, como siempre: Risas, buen rollo, sentido del humor, cachondeo, emociones… y “color de rosa”, en definitiva, un concierto del grupo más original e inclasificable de la historia: Los Ganglios. El año que viene a las doce de la noche… y “Badajoz 2222” se convertirá en “Badajoz Alcazaba 2016”, y si no al tiempo.